¿Cómo se corría la ronda gala durante la primera mitad del siglo XX? La época clásica nos dejó imágenes insólitas pero algunas cosas siguen igual

La primera edición del Tour de Francia tuvo lugar en 1903. Entonces se corrieron 2.428km, en 6 etapas esparcidas entre 19 días, a una velocidad media de 25,6km/h. La distancia media a cubrir en cada etapa fue de 404km frente a los 162km de la edición del 2013.

Ciento diez años después, las etapas son más cortas; en el 2013 se rodaron 3.403km en 21 etapas distribuidas en 23 días. Solo hay dos jornadas de descanso y la velocidad de la carrera se ha incrementado considerablemente. El ganador de la ronda en el 2005, la más rápida hasta la fecha, logró una velocidad de 41.5km/h.

Sin embargo la cabeza de aquel tour 2005 está desierta porque al vencedor, Lance Armstrong, le retiraron todos sus triunfos a causa del dopaje.

Podríamos pensar que la época clásica del Tour, ubiquémosla entre 1903 y 1951, fue un periodo de deportividad inmaculada, limpia de toda sustancia dopante y nos equivocaríamos completamente. (leer más)

La desaparición de Amelia Earhart es uno de los grandes misterios sin resolver del siglo XX. Pionera de la aviación, en 1928 se había convertido en la primera mujer en realizar un vuelo transatlántico como copiloto de Wilmer Stultz, entre Estados Unidos y Europa.
Nacida en Kansas, la hazaña le reportó fama mundial aunque ella no hubiese estado al mando del avión, a causa de una feroz campaña de marketing realizada por sus sponsors.
Earhart se convirtió en un personaje tremendamente mediático. Fue recibida por el presidente Calvin Coolidge, impartió conferencias por todo el país norteamericano, escribió para la revista (leer más)

Traje negro, corbata negra, camisa blanca, zapatos negros y gafas negras alargadas tipo Ray Ban Balorama. Este es el uniforme oficial de los llamados “hombres de negro”.
Habría que hacer una distinción entre los aspectos puramente estéticos y el origen de tal atuendo, junto a la idea que pretende expresar.
La estética ha sido explotada por la industria cinematográfica exténsamente, desde finales de la década de 1950 hasta la actualidad más reciente, tanto en Europa como en USA.
Uno de los primeros actores en lucir la estética de los “hombres de negro” fue Marcello Mastroianni en el film “La (leer más)

Visto desde la óptica actual, el jardín de Bomarzo se podría definir como una especie de alucinante “pasaje del terror” surrealista, levantado en el jardín de un castillo, con estatuas representando a grotescos personajes, junto a edificaciones de arquitecturas imposibles.
Ahora bien, este “parque de los monstruos” o “bosque sagrado”, tiene una peculiaridad; fue edificado a finales del siglo XVI, en medio del apogeo renacentista, completamente fuera de tiempo y lugar. Como si fuera una especie de “oopart”, uno de esos objetos procedentes a una época en la que se supone no deberían existir todavía.
Y como está (leer más)

La ciudad amurallada de Kowloon, fue un barrio ubicado en la ciudad hong-kongnesa del mismo nombre, que a pesar de su desaparición en Abril de 1994, sigue despertando fascinación aun hoy en día.
Objeto de películas, obras de arte retro-futuristas, escenario de video juegos, libros de fotografías, maquetas y planos, Kowloon originalmente surge como un puesto militar para controlar el comercio de la sal en la región, establecido durante la dinastía Song que rigió China entre los años 960 y 1279.
Se sabe que en 1668 ya contaba con 30 guardias y que la parte que daba a (leer más)