Los Broncats, entrevista con Xavi J Roman

]]>

Los Broncats fueron una banda psychobilly que se formó a principios de los años 90 en Barcelona, en una época en que, tanto el sonido como la estética psycho, eran de otro planeta por estas latitudes.

La banda estaba integrada por Xavier McGavin cantante y contrabajista, Xavi J Roman a la guitarra y Keko a la batería. Tal vez en España no hubiese mucho sitio para ellos pero daba igual porque en unos pocos meses, consiguieron saltar a la escena Europea, tocaron en la quinta edición del Big Rumble de Londres y se confirmaron como uno de los grupos con más proyección a nivel internacional dentro del género.

La banda pasó como un vendaval por los escenarios, disolviéndose casi tan pronto como apareció y dejando tras de si solo unas cuantas maquetas y grabaciones en directo para recordar su entonces agresivo sonido. Suficientes como para despertar el interés casi 20 años después, ya que numerosos aficionados al psycho se preguntan hoy en día que fue de la genial banda.

En esta entrevista repasamos junto a a Xavi J Roman la trayectoría que siguieron los Broncats y a través de sus ojos, aprovechamos para echar un vistazo en el interior del misterioso sello Nervous Records que desde Londres, fue uno de los principales impulsores de la escena tanto rockabilly como psychobilly.

¿Porque decidisteis formar una banda psychobilly como los Broncats? ¿Había una escena psychobilly en Barcelona en 1992 o fue por influencia de escuchar discos ingleses? ¿Cuales eran vuestras principales influencias?

X. R. Bueno, nosotros proveníamos del rockabilly clásico pero rápidamente nos identificamos con el sonido de los Stray Cats. Nos parecía que era el único grupo que había conseguido dar un aire nuevo a la escena del Rock and Roll y nosotros, de alguna forma, queríamos hacer lo mismo con el psychobilly aquí en Barcelona.

No es nuevo decir que España siempre ha ido algo retrasada en algunos aspectos y hablar de formar una banda psycho en aquella época era como decir que nos embarcábamos en un viaje al espacio, era algo desconocido por estas latitudes. Es cierto que aqui había bandas con un sonido Neo como Brioles pero nuestra apuesta era un poco más arriesgada. Queriamos situar a España en el panorama psycho europeo y eso no era tarea fácil.

The Broncats

¿Como se desarrolló la carrera de los Broncats? ¿como conseguisteis engancharos en una gira europea con grupos como Demented Are Go o Mad Sin?

X. R. Por aquel entonces la novia del cantante y contrabajista era la encargada de gestionar los contactos y todo lo demás, entre otras cosas porque era la única que hablaba ingles.

Nosotros nos dedicabamos a componer y a pulir el proyecto y yo en concreto me mantenía al margen de esos aspectos, cada uno tenía su misión y la mia era componer temas así que los por menores no los recuerdo.

Despues de varios conciertos en España conseguimos una fecha en un festival en la sala Billy’s de Londres en el que tocaban, entre otros Demented are go!. La idea era entrevistarnos con el jefe de Nervous Records e invitarle a vernos confiando que despues consiguiésemos algo más, por ejemplo un contrato.

Lo primero lo conseguimos pero por algún motivo la noche del concierto no apareció y la cosa de momento quedó en pequeña decepción. Con el tiempo debo decir que quizás eramos un poco ilusos y pensábamos que por el simple hecho de entrevistarnos con él ya nos haría algún caso. De todas maneras la primera incursión fue toda una experiencia, buena sin duda, y nos permitió darnos más publicidad a nivel nacional.

Como anécdota de la noche del concierto decir que me llegó Olga y me dice: “Oye que Sparky (cantante y lider de Demented are go!) me ha dicho que a ver si puedes tocar con ellos esta noche porque su guitarra se a puesto enfermo!!”. Imagínate el papelón! Demented are go! es una de las bandas más reputadas de la movida y su cantante me estaba pidiendo de tocar con ellos! Pero solo habia un problema, bueno… en realidad había dos. Por un lado no me sabía ningún tema de ellos, quizás alguno si pero no como para hacer todo un concierto y en segundo lugar, y lo realmente determinante fue que yo y nosotros estabamos allí para algo muy concreto que era nuestra propia promoción y en última instancia el “orgullo pátrio” fue lo que terminó por hacerme declinar educádamente la invitación. No obstante hoy en dia creo que habría estado divertido compartir escenario con aquel energúmeno del psycho.

Tocasteis en el 5º Big Rumble de Londres, ¿cuales fueron los puntos álgidos de los Broncats? ¿Como se veían las cosas tocando fuera de la peninsula y como se veían al volver?

X. R. Pues si, hacernos un hueco en el Big Rumble fue sin duda la cúspide de la banda. Los Big Rumble de la época en Londres eran lo más del psycho y estar allí ya era un regalo para nosotros y si encima tocábamos pues ya ni te cuento…

Creo recordar que el hueco nos lo hizo el jefe de Nervous Records, el cual habia recibido muy buenas críticas sobre nosotros durante nuestro primer concierto en Billy’s, algo que personalmente se lo agradezco. Por la oportunidad y la experiencia.

Tocar en el extranjero nos situó en el mapa, es decir, por una parte demostramos que España tambien podía dar buenas bandas psycho y por otra parte nos mostró que teniamos mucho camino que recorrer, que habian muchas bandas buscando su oportunidad y que debiamos poseer un valor añadido si queriamos competir a nivel europeo. La vuelta era siempre un poco extraña, era como volver al pueblo despues de estar en la gran ciudad.

The Broncats

¿Cuales eran vuestras expectativas entonces? ¿Teníais el punto de mira puesto en algún sello londinense como Nervous Records?

X. R. Nosotros teniamos mucha ilusión. Lo que nos estaba pasando era impensable solamente unos meses atrás. De repente nos codeábamos con los mejores grupos de la escena y aprendíamos muchísimo. Nuestra idea era propagar la “infección española” por toda europa y abrir el camino para que otras bandas del pais tambien tuvieran su oportunidad. Por supuesto que Nervous Records era nuestra primera opción, era el mejor sello, el que habia grabado a los mejores artistas y al que aspirábamos.

Comentaste que cuando finalmente visitasteis Nervous Records os decepcionó, ¿por qué? ¿como recordais la visita? ¿que impresión os causó el dueño? ¿pensabais que era algo más grande de lo que realmente fue?

X. R. La verdad es que no sé si la palabra decepción és la adecuada, quizás sería más honesto decir que nosotros teniamos una idea equivocada de lo que era Nervous Records. Uno lleva tanta ilusión que se espera instalaciones de lujo y cosas así pero en realidad Nervous no dejaba de ser un sello minoritario que promocionaba a artistas minoritarios.

El dueño, un tal Phillips, era un tipo agradable, aunque mi recuerdo es un poco difuso pero la verdad es que nos atendió de una manera muy correcta. Eso no quiere decir que nos llegáramos a tomar unas cañas con el y ni tan siquiera nos sentáramos a hablar en ningún despacho ni nada por el estilo pero el rato que estuvimos allí todo fue muy cordial.

Hay que tener en cuenta que no tenia ni idea de que en España hubiese ninguna banda haciendo el salvaje como lo haciamos nosotros y eso le sorprendió grátamente, yo creo que ese fue el motivo por el que mostró un ligero intertés en vernos actuar la primera vez, aunque luego pasó lo que pasó…

¿Por que se disolvió la banda después de la gira europea?

X. R. Bueno, esto es siempre una cuestión bastante subjetiva pero mi opnión es que la ruptura tuvo lugar de la misma manera por la que se disuelven muchos grupos. Los egos.

Sin duda es el peor “virus” que puede atacar una formación porque es muy difícil convivir en una competición permanente. Quizás tambien, de alguna manera, habia llegado un punto en que la amistad y la camaradería se habian convertido en rencores y rencillas que nos hacían imposible continuar un proyecto que se suponía a largo plazo. Tambien por que las experiencias vividas nos hizo madurar musicalmente y cada uno vio otras expectativas en otros lugares y con otras personas. De hecho, después de separarnos, cada uno siguió su camino evolutivo y durante años no nos volvimos a ver.

Personálmente a mi, me dejó bastante tranquilo. Sabia que mis proyéctos no habían hecho mas que comenzar, y así fué.

The Broncats

En Londres te puedes pasear vestido como te de la gana sin que nadie te mire al pasar pero por estas latitudes no ¿Como era entonces andar por Barcelona con una cresta kilométrica?

X. R. Volver a casa era como retroceder en el tiempo. Londres es una ciudad realmente cosmopolita donde es prácticamente imposible llamar la atención por la calle. Están curados de espanto. Tienen suficiente historia musical como para no asustarse por unas crestas de colores, en ese sentido ya llegamos un poco tarde. Pero aquí era como si la gente viese auténticos extraterrestres. Ir en el metro era como estar en un teatro pero siendo tu el actor, vamos, el centro de atención. Habia veces que la gente incluso nos pedía hacerse fotos con nosotros y nosotros, claro, alucinábamos.

¿Que equipo usabas con los Broncats? en las fotos parece verse una Epiphone y por el sonido de Psychosoma se adivinan un par de humbuckers. Amplis, pedales, efectos…

X. R. En realidad no era una Epiphone sino una humilde Samik que mi padre me compró cuando cumplí los quince por 35. 000 ptas de las de entonces pero desde luego me dió muy buenos resultados. Era una guitarra humilde pero le hice algunos cambios como sustituirle la pastilla del puente por una DiMarzio ToneZone, que era una pastilla que sonaba muy bien para sonidos con abundante distorsión ya que con las originales acoplaban bastante y tambien le añadí un tremolo Bigsby. La verdad es que solo cambie las cosas que me daban problemas aunque sabía que no era un guitarra en la que gastarse mucho dinero.

El ampli era un modelo barato de 15W a transistor que ponia básicamente al 10 con un poco de reverb de placas que llevaba y sin ningún pedal ni nada. Despues conseguí una caja de 4×12 en el que conectaba una salida que tenia el ampli y entonces si que sonaba a Broncats de verdad. Con esa configuración grabé “Body shop” y recuerdo que el sonido me gustaba bastante. Era sorprendente escuchar un ampli así por una caja como aquella.

Después te hiciste con una Gretsch ¿Que modelo? ¿que diferencias/ventajas tiene la Gretsch sobre la Epiphone? ¿es una cuestión de que el tono de las Gretsch es más apropiado para el estilo de música que practicas? ¿sigues usando el mismo ampli y efectos?

X. R. Hoy en dia tengo un equipo totalmente diferente y es verdad que desde hace años quería tener una Gretsch, primero porque era la guitarra de mis ídolos y segundo porque siempre he sabido que sería la guitarra definitiva para mi, y la verdad es que no me he equivocado. El modelo en cuestión es una Country Classic I del 98 de la época pre-Fender con un solo cutaway, sin traste cero y con un puente roll-o-matic que era la configuración que tenía en mente en un principio.

Despues de deshacerme hace años de la Samik, yo venía tocando una Ibanez Prestige RG3120VV y una Kramer American con mástiles muy delgados, con diapasones de dos octavas, pastillas de doble bobinado y con trastes gordos y altos, en teoria la panacea de la ergonomía y las diferencias son realmente sustanciales. La verdad es que la Gretsch es totalmente lo contrario aunque paradójicamente me he adaptado muy rápido e incluso mi manera de tocar a variado positívamente.

Para quien no haya tocado nunca una Gretsch le podría decir que son guitarras muy cómodas, con un timbre único que te atrapa enseguida y de una calidad muy buena. La única pega, la que ya conocemos… los puentes. No por su funcionamiento sino por que son flotantes, es decir, no están anclados al cuerpo de la guitarra y eso hace que, dependiendo de la forma de tocar, se puedan mover un poco. De hecho yo he puesto un poco de una cola suave y transparente por los laterales para evitar que se desplace y de momento parece que se ha solucionado aunque no estoy seguro si habría la posibilidad de hacerle algo más profesional, sería cuestión de hablar con un luthier…

En el terreno de los amplis y efectos hace años que toco a traves de los sistemas virtuales de Roland, ya que hace bastante que no hago conciertos y toda mi actividad se ha desarrollado básicamente en el estudio. Tengo un VG-8 y hace unos meses he comprado el último modelo, el VG-99, que a demás de haber mejorado la calidad de las emulaciones respecto al VG-8, me permite combinar los dos tipos de pastillas, es decir, puedo utilizar las emulaciones de las pastillas del procesador o utilizar las pastillas originales propias de la Gretsch, cosa que me permite todavia más flexibilidad a la hora de buscar un sonido adecuado para cada necesidad.

He probado varios sistemas virtuales en software como el Guitar Rig de Native Instruments y el Amplitube de IK Multimedia, entre otros, y debo decir que, aunque reconozco que no suenan mal para nada, no es el tipo de plataforma en la que me siento cómodo, a demás es que el VG-99 és una verdadera maravilla. La verdad es que los chicos de Roland han hecho un magnífico trabajo. El sonido es verdadéramente impresionante y el timbre que se saca te hace sentir muy cómodo tocando. De todas maneras lo próximo será hacerme con un ampli a válvulas, posiblemente un Fender, o algo por el estilo, porque me encanta el sonido de estos amplificadores. Todo dependerá de lo cómodo que me sienta tocando con ellos.

The Broncats

Los temas que tienes colgados en tu página de myspace están más trabajados y tienen mejor sonido que en la época de los Broncats ¿que proyectos musicales tienes en marcha? ¿Música en solitario o hay alguna iniciativa para resucitar a los Broncats?

X. R. Después de la disolución de Broncats estuve una temporada en una banda de rockabilly (Ray Quintana) con la que hicimos muchos bolos durante los años 1995-1997 y en la que tocaba con la Kramer (cuando los puristas veian aquella pala invertida alucinaban!) , un ampli combo Acoustic y un multiefectos de Roland, el viejo GS-6, para los delays, los chorus y la pizca de saturación. La verdad es que le sacaba un sonido magnífico, muy Gretsch. Recuerdo un concierto en la sala KGB, aquí en Barcelona, en la que tocabamos con algunas bandas en las que casi todos los guitarristas llevaban Gretsch y al terminar el concierto venian a preguntarme como era posible que mi equipo sonase más a Gretsch que a ellos con sus Fender y sus Gretsch. Yo creo que en definitiva tienes que tener claro el sonido que buscas y a mi siempre me ha gustado mucho un tono tipo Brian Setzer, entonces solo era cuestión de echarle oido he ir probando. No por el simple hecho de tener un determinado equipo tienes que sonar necesariamante a lo que tienes, si tienes un poco de habilidad puedes hacer casi lo que quieras.

Posteriormente es cuando me adentro en el terreno de la música electrónica a raiz de una grabación que hice con Ray Quintana en el estudio de un amigo en la que utilizamos por primera vez una primitiva versión de Cubase con la que secuenciamos partes de las percusiones en midi. Me llamó tanto la atención las posibilidades que ofrecia esa plataforma que desde entonces no me he separado de los secuenciadores software, máxime desde la posibilidad de grabar audio en ellos.

Tiempo despues otro amigo y yo formamos Oxide, un proyecto en el que fusionabamos sintetizadores y guitarras y en el que aprendí mucho de la secuenciación midi ya que todos los temas los componiamos bajo este protocolo, cosa impensable hoy en dia por la complejidad que supone el control y modificación de tantos parámetros de esta forma. En esa época la grabación de audio por software todavía no ofrecia buenas calidades ni estabilidad suficiente como para utilizar este método, al menos a nivel de humilde usuario.

Esta formación tambien terminó y yo decidí trabajar por mi cuenta, tenía mucha ideas y me sentía con fuerza suficiente como para llevarlas a cabo por mi mismo. Desde entonces es cuando comienzo mi proyecto DeepBooka. La idea es sencilla, dejarme llevar relajádamente a través de ritmos tranquilos, lo que se entiende como downtempo, lounge… , por supuesto utilizando la guitarra pero de una manera un poco diferente. Como un instrumento más. Despues de tanta adrenalina en mis anteriores grupos me apetecia un poco de introspección musical. Algo para mi disfrute personal y sobretodo como banco de pruebas en mi aprendizaje en el mundo del audio. La verdad es que ahora me interesa más la producción en estudio que el mundo del escenario, aunque a veces echo un cable a alguno de mis amigos cuando les falla el guitarrista o el bajista y me vuelvo a subir a la tarima. Aunque es bastante esporádico.

Por otro lado estoy asociado con otros amigos que disponen de un estudio de grabación en el que registramos maquetas y en las que me ocupo de la producción. Tambien hacemos trabajos de audio para publicidad, cuñas, spots, etc. .

Sobre los temas del myspace, confesar que son arrebatos de adrenalina que me dan de vez en cuando y en los que en esa ocasión aproveché para probar un software de baterias que acababa de comprarme y de paso plasmar algunas ideas que me rondaban por la cabeza y poder ofrecérselas a los fans que todavía recuerdan la vieja banda. Ya se sabe que la cabra tarde o temprano tira para el monte, o eso creo que dicen… y el Rock and Roll, pues tiene estas cosas…

Si, ya sé que la gente que lea esto quizás se sienta decepcionada por el hecho de que lo que oyen, a escepción de las guitarras y las voces lo demás es todo software y programación, pero es que no podemos negar que estamos en esta época. Básicamente casi nada es real. En este punto ya podríamos entar en otro debate pero lo dejaremos para otro dia…

Lo de resucitar a Broncats, a fecha de hoy es bastante inviable puesto que tengo nula relación con el resto de componentes a escepción de Psycho Sam con el que todavía me felicito las navidades y del que lo último que sé es que ha sido padre no hace mucho, de Xavi McGavin se mas bien poco la verdad, lo más reciente que sé és que está liado en el mundo del videoarte. De alguna manera todos hemos seguido unidos al mundo de la creación, unos creando niños y otros canciones o proyectos.

Lo que sé de verdad es que Broncats éramos en esencia corazón e inconsciencia a partes iguales y ya ninguno somos los mismos. Yo por mi parte conservo el corazón pero ni de lejos estoy tan loco como entonces. Personálmente prefiero que todo se recuerde de aquella manera y aunque se que hay gente que me lo pide de vez en cuando, creo que eso no ocurrirá.

The Broncats

¿Como ves el mundo de la música ahora comparado con 1992? Entonces la aspiración de todo grupo era ser lanzado por algún sello mientras que hoy en día todos los discos se descargan gratuitamente por internet y los sellos que quedan no promocionan más que pachangas insufribles. ¿Que pasa con las buenas bandas como los Broncats? ¿no tienen espacio ya más que en algún rincón perdido de internet?

X. R. A mi modo de ver los grupos actuales deberían relajarse por fín, es decir, ya no hay que estresarse por intentar conseguir un contrato con un sello. Hoy en dia ya ha quedado suficientemente claro que la fama y los millones no provienen de la venta de discos, es más, me atrevería a decir que las discográficas si consiguen cubrir gastos ya se pueden dar por satisfechas. Los grupos lo que creo que deberian hacer es preocuparse por conseguir cuantos mas conciertos mejor, ya sea contratando los servicios de managment, etc… y lo más importante, teniendo cerca un buen abogado especializado en temas musicales.

El apartado de la promoción ya se ha demostrado eficaz por internet, ese és el camino. La música comercial, cada vez más, es un producto y como tal hay que gestionarlo. Las bandas, para que prosperen, deberian de verse como una pequeña empresa en la que los trabajadores tienen obligaciones y derechos que sería importante que los conociesen pero, por desgracia, la mayoría no se preocupa mucho por este otro lado de la industria musical. En serio, estamos en una sociedad que va muy deprisa y si uno mismo se ve como consumidor de música puede sacar muchas conclusiones de como está el asunto. Internet nos ha dado la posibilidad de acceder a millones de grupos y de canciones y nuestra cabeza está saturada. ¿Cuanto tiempo escuchamos un mismo grupo o album?

Yo creo que, nosotros los músicos, debemos volver a los inícios, a hacer la música que nos salga de dentro y sin hacernos demasiadas ilusiones con la fama y los millones y sobretodo siendo honestos con nosotros mismos. Me refiero al hecho de hacer la música que nos apetezca sin dejarnos arrastrar por las modas ni por como esté el mercado en ese momento. Así es como creo que el músico de verdad puede llegar a ser feliz.

A esta conclusión llegué yo hace años y desde entonces hago lo que me apetece cuando me apetece. Es mi elección personal, por supuesto, y en mi caso me hace muy feliz. Cuando quiero compongo Rock and Roll, Psycho, Rockabilly y variantes o sino Downtempo y electrónica que son los estilos que más me gustan pero tambien puede llegar el dia que me apetezca hacer algo más jazzy, más pop o algo con tintes más oscuros sin renunciar a mi própia personalidad como músico. Si te gusta la música el debate estilístico no pienso que deba tener mucho sentido. Otra cosa es la calidad, claro.

En lo referente a Broncats, en su época no debería haberse denominado “banda psycho” sino mas bien una banda de pop-glam-rock (si es que se le puede llamar así) ya que las composiciones, aunque se les dió carácter psycho, no provenian precísamente de mentes psycho, que por otro lado es ya de por sí un estilo fusionado, sino más bien éramos gente que supo plasmar sin prejuicios muchos de sus gustos, en principio antagónicos. A veces comento que Broncats era una mezcla de The Ronnettes, Eddie Cochran, The Doors y Metallica y con ello no creo que ande muy desencaminado.

Y aunque en realidad no éramos muy buenos músicos, técnicamente hablando, saliamos a dar todo en los escenarios por los que pasábamos. Eso lo compensaba. La única cosa que considero que se podría haber hecho es haber acabado grabando un disco. Teniamos una oferta para editar con Fury Records (primo hermano de Nervous) pero al final nos disolvimos un poco antes dejando la oportunidad abandonada.

Pero a raiz de una recopilación que sacó Revel Yel (Japón) con algunos temas extraidos de conciertos y de alguna maqueta (Zombie trash tracks) se empezó a conocer de nuevo a la banda a nivel internacional y por ejemplo, hoy en dia en el myspace oficial que creé para Broncats recibo varias solicitudes cada dia de gente de todo el mundo, sobretodo latinoamérica y Japón.

Por eso yo creo que para no haber llegado a grabar nada mucha gente conoce a la banda y nos tienen un gran cariño, cosa bastante sorprendente. Supongo que quizás de alguna manera eso es la gracia del asunto.

Para terminar ¿que pregunta importante me estoy dejando en el tintero?

X. R. Más que responderte a una pregunta quisiera decir que hoy en día el músico tiene muchas mas herramientas a su disposición para crear y con ello ser feliz y realizarse como músico. No es mala idea dar una oportunidad a estas nuevas tecnologías si al final nos ayudan a disfrutar mejor de esto que tanto nos apasiona que es la música.

Muchas gracias Jose por la oportunidad, enhorabuena por este cálido lugar en el que aprendo tanto y un saludo a todos.

www.myspace.com/broncats
www.myspace.com/xavijroman
www.myspace.com/deepbooka

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *