Todos los autores no son la $gae

]]>

Respecto a la reciente enmienda del senado al canon digital que pretendía imponer la $gae, me gustaría decir a todos los lectores de este blog que estoy hasta los mismísimos de que constantemente se esté confundiendo a la opinión pública identificando a “los autores” con “$gae”.

La $gae, que es una empresa privada con unos asociados, insiste reiteradamente en eregirse como portavoz y defensora de todos “los autores” en comunicados como este que extracto aquí; “modificar la ley de Propiedad Intelectual, atenta gravemente contra la legislación internacional y los derechos de los creadores”, de los cuales después se hace eco la prensa redactando titulares tal como este publicado en “El País”; “Los autores creen que la enmienda al canon digital atenta contra sus derechos”.

Pues bien, esto es una gran mentira ya que como el sentido común dicta, ni todos los autores somos socios de la $gae, ni comulgamos con sus ideas. En todo caso, la $gae, empresa privada, será portavoz y defensora de los supuestos derechos de los autores asociados a la misma y de nadie más.

Es más, como ciudadano que soy antes que autor, sufro los cánones que impone la $gae como cualquier otro; ayer tuve que comprar una impresora para, entre otras cosas, imprimir mis propias partituras y tuve que pagar canon por ella. Hace poco compré una cámara de fotos para hacer la portada de uno de mis discos y como venía con una memoria “compact flash” tuve que pagar canon por ella. También me veo en la necesidad periódica de comprar dvds vírgenes para almacenar las pistas de mis propias grabaciones de audio y tengo que pagar canon por ellos.

No solo eso, más de una vez en un concierto se me ha plantado un señor de la $gae exigiendo que el dueño del local pague $gae por que yo toque mi propio repertorio, que no es repertorio de la $gae y cuando se le ha dicho que no, ha amenazado con suspender el concierto y no se con que otras cosas más, tratandome como si fuera un delincuente al margen de la ley.

La primera ocasión en la que me dirigí a un fabricante de cds para que me hiciese una tirada de un disco grabado por mi, con temas de mi repertorio, que como digo no son repertorio de la $gae, para mi sorpresa se me ha exigió el pago de una tarifa $gae en concepto de mis propios derechos de autor aun sin ser socio de tal sociedad. No hubo explicación que sirviera, o pagaba a la $gae un porcentaje sobre el precio de venta al publico de cada cd, cual derecho de pernada medieval, o el fabricante se negaba a hacerlos.

La $gae se autoerige constantemente en defensora de “todos los autores” y con esa excusa impone cánones a diestro y siniestro pero la realidad es que reparte lo que recauda entre cuatro individuos; los autores de los “pispales” y demás tormentos que tenemos que sufrir constantemente en indeseables radioformulas, programas de televisión y politonos varios a todas horas.

Beware!

Pero la realidad aun va más allá; la $gae no reparte las grandes tajadas de su recaudación directamente a esos cuatro autores. La $gae hace tiempo que cambio su nombre de “sociedad general de autores españoles” a “sociedad general de autores y editores” porque en efecto, actualmente no es más que un club de editores y las grandes tajadas las reparte entre los editores que más poder tienen o que más han invertido dentro de la $gae.

Esto es como jugar a la bolsa; cuanto más has pagado a la $gae en supuestos “derechos de autor”, radioformulas, fabricantes, etc… más tajada tienes del canon recaudado. En este país bananero, los contratos editoriales se firman como mínimo al 50% con el autor porque lo permite la ley, así que la $gae se queda con un 20% de la recaudación, el editor con un 50% y las migajas restantes son para al autor. Coincide que estos editores vuelven a ser unos pocos; los editores de las 4 multinacionales que quedan ocupando el +80% del mercado y pocos más.

El hecho de que existan 4 multinacionales controlando mas del 80% ya es un detrimento de la cultura porque en este país bananero, en otros no se, se encargan de apartar sistemáticamente todo lo que no sean “pispales” insoportables o similares y de uniformar lo que ellos llaman “cultura” que no es más que basura. El “canon por todo” es el sueño dorado de la industria y el fin de la cultura; con un “canon por todo” ya no sería necesario tener éxito con las ventas de un “artista”. Con un “canon por todo” solo haría falta poner en circulación al pispal de turno, entrar en ese juego de bolsa que comentabamos para poder aspirar a mayor tajada del canon, lo que implica bombardear al ciudadano a todas horas fomentando la cultura basura del politono, la radioformula repetitiva-apestosa y la telebasura más rancia en la que la música solo tiene cabida si es en un reality show interminable e intragable.

Además ser socio-autor de la $gae para un autor no es ninguna bicoca a no ser que sea el autor del pispal de turno. Al autor se le imponen unas cláusulas leoninas con toda probabilidad anticonstitucionales tales como;

  • Que el contrato de gestión es de por vida y que si quiere romperlo tiene que pagar una compensación a la $gae.
  • Que por tanto debe declarar todas tus obras obligatoriamente a la $gae una vez que se haya asociado.
  • Que no puede asociarse con otras entidades de gestión. De hecho la única entidad de gestión capacitada en España para recaudar derechos de autor es la $gae, capacitada gracias a un régimen jurídico especial concedido por el gobierno. A ojo de buen cubero y siendo una empresa privada esto atentaría contra cualquier ley anti-monipolio vigente.
  • Si el autor desea autoproducir sus temas tiene que pagar a la $gae sus propios derechos de autor.
  • Si desea colgar sus temas en su web para descarga gratuita tiene que pagar a la $gae sus propios derechos de autor.

En conclusión, como autor ajeno a la $gae no siento que la enmienda del senado atente gravemente o levemente, contra mi tal y como dice la $gae, más bien tengo la impresión de que es un primer paso para mi protección frente a tal. Y por otro lado siento que es la primera vez que se frena la interpretación completamente arbitraria de la ley de propiedad intelectual por parte de una empresa privada, que pretende usar los derechos de autor como arma arrojadiza contra mi propio público, a lo cual por supuesto me niego en rotundo tal y como he hecho siempre. Derechos de autor “si” porque un autor para tener un mínimo de calidad, debería poder vivir de su trabajo pero siempre y cuando que estos derechos sean justos y respeten los derechos de los demás.

Actualización 15-12-07; Me comunican por email que la $gae está multando con 3.000€ a los socios que hablen públicamente en contra de ella. No puedo afirmar que esto sea cierto o no porque como no soy de la $gae desconozco su funcionamiento interno, tan solo hago eco aquí del rumor.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *