La Les Paul Custom de John Fogerty

]]>

En cualquier disco de la Creedence & Clearwater Revival se puede escuchar el tono peculiar y característico de la guitarra eléctrica de John Fogerty dando acordes mientras te lleva a lo largo de temas como “Fortunate son” o “Bad moon rising”. En otros temas como “Run through the jungle” o “Feelin’ blue”, el mismo tono de guitarra se escucha de nuevo pero esta vez en punteos que te envuelven en atmósferas psicodélicas. En los últimos discos de John Fogerty este sonido peculiar y característico sigue intacto, al igual que su voz, manteniendo fiel y saciado a su público. El secreto para conseguir tal sonido es la suma de tres factores; la guitarra, la afinación y el amplificador que usa Fogerty.

En la actualidad John Fogerty toca en directo una pequeña colección de guitarras, entre otras; una Fender Telecaster roja, una Rickenbacker 325, una Gibson Les Paul Goldtop con pastillas p-90, una Gibson Les Paul Standard y una Gibson Les Paul Custom. Sin embargo cuando se cuelga esta última, la Les Paul Custom, parece como si de repente la Creedence hubiese resucitado de sus cenizas y estuviese sonando por los amplificadores a través del tiempo desde 1972. Con esta misma Les Paul Custom John Fogerty definió el sonido de la Creedence y su sonido actual.

En la primera época de la Creedence, Fogerty afinaba varías de sus guitarras en “Re”, la afinación normal pero un tono más grabe. Por esta razón el acorde de Re Mayor suena tan lleno al tocar “The midnight special”, porque en realidad esta dando un Mi Mayor pero con la afinación un tono abajo, con lo que obtenemos Re Mayor.

John Fogerty Les Paul Custom

Según declaraciones hechas a la revista “Vintage Guitar” en sendas entrevistas en el 2006 y el 2007, Fogerty usaba para los punteos en el estudio una Rickenbacker 325 afinada normalmente (en “Suzie Q” por ejemplo) y para los acordes usaba una Gibson ES-175 afinada en Re y con ella grabó algunos temas míticos como “Proud Mary”. La Gibson ES-175 es una guitarra hollowbody (de caja con efes) y en cuanto se sube el volumen a cierta potencia se acopla causando problemas de sonido, así que para los directos es preferible usar una de cuerpo sólido, que no presentan tales problemas.

Al igual que le sucedió a Keith Richards, a John Fogerty le robaron la Gibson ES-175 de su coche cuando lo tenía aparcado en Fantasy Records, en Febrero de 1969, así que según declaró a Vintage Guitar, fue a la tienda con la idea de comprar una Les Paul, que al ser de cuerpo sólido le ahorraría los problemas en directo y adquirió una Les Paul Custom del 68, pasando a ser su guitarra principal, tanto de estudio como de directo. Lo primero que grabó con la Custom fue el tema “Bad Moon Rising” y es la misma guitarra que puede oírse en “Heard It Through The Grapevine”. Es más, en casi todo el repertorio de la Creedence a partir de esta fecha suena alguna custom. Su sonido se convirtió en el sello tanto de la Creedence como de Fogerty en solitario. Un año después, el mástil de esta Custom se rompió durante un vuelo, por lo que un luthier de Oakland, Hideo Kamimoto, se lo reparó acortándolo a ¾ de su longitud normal, corte que lógicamente tiene su efecto en el sonido. Tras acortar el mástil grabó con ella “Up around the bend” y en la actualidad puede verse expuesta en el Rock and Roll Hall of Fame.

En 1969 compró al menos otras dos Customs, a una de ellas le añadió un trémolo Bigsby (la que se puede ver en la foto de “Defenestrando a John Fogerty”) y la otra es la misma que usa hoy en día tanto en directo como en estudio.

A la guitarra y a la afinación en Re hay que añadirle el amplificador, cuya marca es curiosamente “Kustom”, fabricante que se caracterizaba por cubrir sus amplis con el mismo cuero acolchado que se usaba para hacer los salpicaderos de los coches en aquella época. El modelo de Fogerty en concreto es un Kustom K-200-4 de 1967, con dos pantallas JBL de 15 pulgadas cada, en el que ajusta siempre el potenciómetro del trémolo a la una en punto según las agujas del reloj y bingo! ya tenemos sonido “swamp”. Además de trémolo, el 200-4 cuenta con otros tres efectos; harmonic clipper, boost y reverb.

Este mismo ampli es el que sigue usando hoy en día Fogerty para grabar, junto a la Les Paul Custom que compró en 1969 y que sigue afinando en Re. De ahí que mantenga su sonido peculiar y característico intacto. El ampli se puede ver en el dvd “Premonition”.

La Les Paul Custom fue lanzada al mercado en 1954 y a diferencia que su predecesora, la Les Paul Goldtop, cuenta con un acabado en negro (de ahí viene su apodo “black beauty” o “belleza negra”) y además de diferencias estéticas como el doble binding, los herrajes dorados o las incrustaciones de ávalon trapezoidales en la pala, la principal diferencia con las otras Les Paul es que se fabrica con cuerpo y tapa de caoba, mientras que el resto de modelos presentan cuerpo de caoba y tapa de arce. La tapa de caoba lleva a diferencias tonales complejas, más detalles en “La madera en la guitarra y el bajo: tipos y tonos”. En 1957 las pastillas se sustituyeron por los nuevos humbuckers PAF con magnetos de alnico 5, que son los que tendría la Custom de Fogerty.

¿Donde comprar una custom? Yo si quisiera comprarme una custom lo más parecida a la de Fogerty me iría a la custom shop de Gibson ya que, aunque no puedo poner la mano en el fuego, se supone que las reediciones históricas de la custom shop, entre las que está la custom, no tienen agujeros o weight relief holes. Una de las tiendas más baratas de Europa es Thomann y la tienen aquí; Gibson Les Paul Custom 57 vos.

En USA la tienen en zZounds aquí; Gibson Les Paul Custom 57 vos. También se puede probar suerte en eBay; Customs en eBay. Escucha la discografía de John Fogerty en iTunes.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *