El mito de las hueveras

]]>

Me encuentro un amigo con el que solía ensayar hace tiempo y me comenta que tiene una de sus guitarras averiada y que a ver si le puedo echar un vistazo. Me dice que la tiene en el estudio que ha montado un grupo, uno de los componentes amigo suyo y nos acercamos en un momento.

El estudio, de circunstancias, está montado en un viejo edificio medio en ruinas, de esos que pronto acabarán comidos por la corrupción urbanística y nada más abrir la puerta lo noto; un olor fétido, entre a huevo podrido y a gallinero me golpea de frente. No puede ser, pienso para mis adentros. Avanzamos por un descascarillado pasillo, llamamos a una puerta entre-abierta de la que sale una luz tenue y contemplo con asombro la siempre espectacular imagen de ver una habitación forrada de arriba debajo con hueveras, paredes y techos incluidos.

Cada palmo y centímetro de la estancia cubierto con esas hueveras de cartón, que tienen formas anatómicas en las que se adivina el receptáculo para el huevo. Algunas están nuevas y otras obviamente han sido recicladas, tal y como indican los chorretones de huevo seco que se ven aquí y allá. Las que no encajaban en los ángulos de las esquinas habían sido recortadas cuidadosamente para que encajasen perfectamente y todas ellas parece que están fijadas con unos listones que han clavado en la pared y en el techo porque se puede ver la madera en algún punto que no ha quedado perfectamente tapado.

Gallinero

En la estancia, ahora sala de control, un individuo fumándose un cacharro mueve atareado faders arriba y abajo en una vieja mesa Behringuer, antaño seguramente usada para sonorizar directos por el trajín de golpes que la cubren. En medio de la mesa una calculadora digital de esas antiguas que tenían un rollo de papel donde se imprimían las sumas. “Para calcular el tiempo del delay”, va y suelta el individuo al de un rato, cuando nos enseña un poco por encima como tienen montado todo el tinglado.

El aire está muy cargado por el olor a corral al que cuesta acostumbrarse y mi amigo comenta que hemos venido para echar un vistazo a su guitarra que tenía un ruido pero mientras tanto, ajeno a la conversación y de forma casi automática, busco con la mirada los cables que salen debajo de la mesa y los recorro hasta llegar a la caja de enchufes. Allí contemplo horrorizado un viejo enchufe, rodeado completamente por hueveras y con una alargadera enchufada, de esas que tienen en el extremo una caja con otros tantos enchufes, conectada a su vez a otra alargadera igual, con no sé cuantos enchufes más.

Y es que hace tiempo, alguien entró en un estudio de grabación, observó que la espuma que se usa para acondicionar las paredes de una pared desvestida se parecían a las hueveras y en aquel mismo instante surgió la leyenda urbana de que las hueveras sirven para insonorizar.

En primer lugar hay que decir que esa espuma que se ve en las paredes de los estudios no se utiliza para insonorizar sino para acondicionar el sonido de la sala. Cuando una sala está vacía, o en ella hay pocos muebles y no hay cortinas, el sonido rebota en las paredes, suelos, techos y la respuesta a las distintas frecuencias se falsea, dependiendo del material del que estén hechas esas paredes, de su rugosidad y de las diferentes zonas donde rebota el sonido. Algunas frecuencias se atenúan y otras se acentúan. Por ejemplo, los graves se acentúan en las esquinas y son conocidas, incluso en entornos domésticos, las “trampas de graves” que se colocan en los rincones para contrarrestar este efecto. Si hay superficies de cristal el sonido se abrillanta.

100hz—-0.00
125hz—-0.01
160hz—-0.00
200hz—-0.07
250hz—-0.07
315hz—-0.07
400hz—-0.13
500hz—-0.44
630hz—-0.73
800hz—-0.74
1000hz—0.61
1250hz—0.52
1600hz—0.46
2000hz—0.48
2500hz—0.58
3150hz—0.59
4000hz—0.69
5000hz—0.82

* Coeficiente de insonorización de una plancha con hueveras según los laboratorios de Riverbank, NRC= 0.40

Pues bien en un entorno como este, no se podría mezclar y las superficies de la sala se revisten con materiales para que el sonido de los monitores no quede falseado por la sala. Para insonorizar una pared hay que construirla con materiales de distinta densidad, por ejemplo; una capa de hormigón armado, una capa de lana de roca y una capa de pladur. El sonido al entrar en la pared se convierte en calor ya que es una vibración y el calor se transmite peor entre materiales de distinta densidad. Además es necesario fabricar igualmente el suelo, el techo y pasar las tuberías por fuera de estos revestimientos.

Una pared cubierta con hueveras no insonoriza más que una pared cubierta con corcho y además resulta que no es un buen material para acondicionar. En los laboratorios de Riverbank, en Illinois, USA, se demostró calculando los coeficientes de absorción para una plancha de hueveras de 2,34m x 2,63m x 5.1 cm. Peso= 4.5 kg. Como vemos en la tabla adjunta, los graves pasan completamente limpios y por debajo de los 400hz la absorción es casi nula.

Por otro lado, hay que tener en cuenta una cosa y atención aquí porque esta es la parte más importante de este artículo; cuando se cubre una pared – y sobre todo un techo – de algún material, ese material tiene que ser ignífugo. La alargadera sobrecargando el enchufe, los cacharros que se mete el inquilino… si saltase una chispa por el motivo que fuese; porque se ha fundido un fusible, porque se ha caído el cenicero al suelo o por lo que sea y una huevera de la pared prendiese, el fuego se extendería en cuestión de segundos hasta el techo y al arder el techo, nos comenzaría a caer encima una lluvia de trocitos de cartón ardiendo que nos abrasaría. Tendríamos suerte si conseguimos salir de una pieza de la estancia o incluso vivos.

Cuando se compra material para acondicionar, no está de más antes de colocarlo, coger un trocito de una esquina y comprobar con un mechero que realmente es ignífugo. Si no lo es, lo mejor es devolverlo directamente a la tienda con una queja. Aquí una muestra del material que se usa para acondicionar, planchas de espuma y otros materiales.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *