La Gretsch 6120 de Eddie Cochran

]]>

La primera vez que vi una Gretsch, fue la 6120 de Eddie Cochran. No obstante, no era la primera que había escuchado, ya que los dos primeros discos que me compré en mi vida fueron el “A hard day’s night” y el “Help” de los Beatles y el sonido, tanto de Gretsch como de Rickenbacker, me eran ya familiares.

Para quien no lo conozca, Eddie Cochran fue uno de los pioneros del rock and roll (r’n’r para abreviar) en los años 50, que seguía como muchos otros los pasos del Elvis Presley de los primeros tiempos. En la figura de Eddie Cochran se dieron cita todos los tópicos de la época; vivió muy de prisa y murió muy joven, con tan solo 21 años, en un trágico accidente de coche mientras estaba de gira por Inglaterra en 1960.

Aun así, se las había arreglado para saltar a la fama en 1957, tras aparecer cantando en una película de Hollywood, “The girl can’t help it” y de grabar en tan solo tres años un pequeño repertorio de clásicos del r’n’r, como “Summertime Blues”, “C’mon Everybody”, “Weekend”, “Nervous Breakdown” o “Twenty Flight Rock”. Tras su muerte, se convirtió en una figura de culto, tanto del r’n’r como de sus sucesivos revivals hasta nuestros días.

A Eddie Cochran se le asocia con la Gretsch 6120 que siempre llevaba colgada y fue uno de los primeros artistas famosos, junto a Duane Eddy y a Chet Atkins, que la adoptaron y la popularizaron.

Eddie Cochran Gretsch

La Gretsch 6120 surgió precisamente de una colaboración del fabricante con Chet Atkins. Atkins había logrado la fama grabando para la RCA a finales de los años 40 y desarrollando un estilo de tocar bastante personal. En 1954, un representante de Gretsch, Jimmie Webster, le había estado persiguiendo para tratar de convencerle de que probase una de las Gretsch de su catálogo. Atkins se negaba porque estaba contento con el equipo que venía usando. Finalmente Webster ofreció a Atkins la posibilidad de fabricar una guitarra diseñada por él. Uno de sus ídolos, Les Paul, había hecho lo mismo para Gibson y no pudo rechazar la oferta. Firmó un contrato de esponsorización con Fred Gretsch Jr. en Brooklyn y junto a los técnicos de la factoría, desarrollaron la 6120.

El primer prototipo se llamó “Streamliner Special” y básicamente era una guitarra tipo “archtop” o de “tapa arqueada”, con un cutaway, efes abiertas, color naranja, pastillas Dearmond Dynasonics y un montón de parafernalia del oeste; una gran letra “G” grabada en un lateral de la tapa, además de dibujos con cuernos de toros en la pala e inlays al gusto.

Esta parafernalia no era del agrado de Atkins pero a Gretsch le parecía que Chet era un artista country y pensó que sería un buen marketing. Al segundo prototipo Atkins le añadió un Bigsby B6 y nació ofialmente la 6120. Las primeras 6120 que llegaron al mercado no tenían Bigsby pero poco después se le añadió a todas y aparecían en los catálogos de Gretsch en 1955. En 1956 la 6120 empezaría a perder gran parte de la parafernalia del oeste y por eso a las primeras se las conoce como “Western”.

Eddie Cochran Gretsch

Eddie Cochran se hizo con una 6120 Western en 1956, nº de serie 16942, guitarra con la que saltó a la fama y que le acompañaría hasta el final de sus días. Hasta entonces, Eddie había estado tocando una Gibson ES175 con pastillas p-90s tipo “dog ears” ó “orejas de perro”. Tal vez por influencia de la vieja Gibson, Eddie modificó su Gretsch cambiando la pastilla original del mástil, una Dearmond Dynasonic, por una p-90s “dog ears”.

Big Jim Sullivan, que era un músico de sesión británico y que participó en la gira inglesa de Eddie, decía que le había visto sustituir la primera cuerda (la más fina) por una cuerda de Banjo y luego poner la 1ª cuerda que había quitado como 2ª cuerda. En aquella época no se vendían cuerdas de guitarra tan finas como las de hoy en día, lo habitual era encontrar juegos del calibre 0.012 para arriba. Al parecer, a Eddie le gustaban las cuerdas muy finas o tenía problemas al ajustar bien las pastillas para las dos primeras cuerdas, teniendo que instalar algo más fino para que no le sonasen descompensadas con el resto de cuerdas.

Otra característica curiosa es que tenía el guardapuas fabricado con plástico transparente rugoso. Los potenciómetros eran de metal dorado y tenían la configuración clásica de Gretsch; un selector de tres posiciones (puente, puente + mástil, mástil), un control master de volumen, un control master de tono y dos controles independientes de volumen uno para cada pastilla. El mástil de palorosa tenía una escala de 24.5″ con 22 trastes y 9″ de radio. El cuerpo era de madera de arce laminada y el mástil de arce, posiblemente en 3 piezas. El puente era un “compensado en sol” metálico.

Solo hay que escuchar cualquier tema de Eddie Cochran para saber como suena esta guitarra ya que la usó en todas sus grabaciones, aunque se da la paradoja de que el riff más famoso de Eddie Cochran, el del tema “C’mon everybody”, no lo hizo con la 6120 sino con una Martin acústica.

Trágico final

La figura de Eddie Cochran siempre ha sido asociada a la de Gene Vincent, otro de los grandes pioneros del r’n’r, tal vez porque iban juntos en el accidente en el que murió Eddie, el 17 de Abril de 1960.

Eddie Cochran y Gene Vincent se habían embarcado en una larga y exitosa gira por Inglaterra en 1960. No era la primera vez ya que giraron por Australia en 1957 y travaron una gran amistad. Debido al éxito, la gira se iba alargando más y más a medida que se iban firmando nuevos conciertos. Tras tres meses de gira, tanto Cochran como Vincent estaban ansiosos por regresar a casa. Cochran estaba muy unido a su familia y había estado gastando 1000$ a la semana en llamadas para poder hablar con sus padres y hermanos. Además había empezado a abusar del alcohol tras caer en varias depresiones, a pesar de que su novia, Sharon Sheeley, había volado hasta Londres para pasar su cumpleaños, el 4 de Abril, con él. Big Jim Sullivan dijo que se bebía una botella de bourbon al día durante la gira británica.

Eddie Cochran car

El último concierto lo tenían que ofrecer en el hipódromo de Bristol, el Sábado 16 de Abril y tenían vuelo reservado para el día siguiente, con salida a la una de la tarde desde el aeropuerto de Heathrow, Londres. Como no había trenes, Cochran y Vincent decidieron alquilar un taxi para abandonar Bristol inmediatamente después de la actuación y pasar la noche en Londres.

El taxi, un Ford Consul, lo conducía un tal George Martin de 19 años y a él se subieron Patrick Thompkins, el manager de la gira, que se sentó en el asiento del copiloto y Eddie, Gene y Sharon que se sentaron detrás. La guitarra iba en el maletero. El taxi salió a las 11 de la noche y tenía un trayecto de 160km por delante.

A media noche, tras pasar Bath en dirección Chippenham, Thompkins se dio cuenta que habían tomado mal un desvío y avisó al conductor. El conductor, que había estado conduciendo demasiado rápido durante todo el trayecto, frenó bruscamente, perdió el control del coche y acabó estrellándose contra una farola. El conductor y Thompkins salieron ilesos pero Gene y Sharon se rompieron varios huesos y Eddie moría al día siguiente en el hospital de Bath.

La guitarra fue trasladada, junto a otros objetos, desde el lugar del accidente a la comisaría local, para ser custodiada hasta que fuese devuelta a la familia de Cochran. Durante el periodo que estuvo allí, un cadete de policía, David Harman, que posteriormente sería conocido como “Dave Dee”, del grupo “Dave Dee, Dozy, Beaky, Mick & Tich”, estuvo practicando con la guitarra de Eddie. Tal vez esta fuese una de las mayores profanaciones del rock and roll pero lo cierto es que el grupo cosechó cierto éxito desde 1965 hasta 1969 con temas como “The Legend of Xanadu”.

Tras ser devuelta, la guitarra estuvo expuesta en el salón de la casa de la familia Cochran hasta acabar en el museo “Rock and Roll Hall of Fame” de Cleveland, donde sigue hoy. Dentro de la caja, además de la guitarra se encontró un poster del último concierto que Eddie había ofrecido en Inglaterra, una lista de la lavandería escrita a mano y el trapo para limpiar que venía con las Gretsch de fábrica.

Reproducciones de Gretsch

Gretsch fabrica en la actualidad dos reproducciones de la guitarra de Eddie Cochran, una es la Gretsch G6120W-1957 dentro de su gama regular. Otra es una reproducción exacta tipo relic fabricada en USA, en la Custom Shop de Fender por el luthier Stephen Stern;

Eddie Cochran Gretsch

Se trata de una serie en principio limitada a 50 unidades en la que se han replicado meticulosamente todos los detalles de la guitarra original tras inspeccionarla en el museo de Cleveland. Lo más llamativo es que incluye todo lo que había en la caja de la Gretsch de Eddie cuando fue devuelta a sus familiares tras el accidente; una correa de cuero tallado con su nombre grabado, el poster del concierto, la lista de la lavandería, el trapo de limpiar…

Eddie Cochran Gretsch

Cabe destacar la reproducción fiel del puente compensado en sol y la cejuela, ambos de aluminio, tal y como los ideo Chet Atkins en un primer momento. Las pastillas son ambas Seymour Duncan. Aquí una lista con todas las Gretsch que hay en Thomann.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *