Los mejores discos del 2007

]]>

Antes que nada tengo que advertir que raramente suelo escuchar música de gente que no lleve al menos 20 años muerta y enterrada, así que de los nuevos lanzamientos, lo que más me gusta suele ser el rock clasicote de algún muerto viviente tipo los Rolling Stones o de algún retrogrado musical como yo. También soy consciente de que al hacer este tipo de listas, es norma de obligado cumplimiento incluir a un buen número de grupos y discos de grupos o raritos o emergentes de la mal llamada “escena independiente”, para dar más peso y más nivel de experto si cabe a la lista. Una buena forma de empezar una de esas listas de experto de lo mejor del 2007, sería por ejemplo poniendo a la cabeza a Burial, el “Neon Bible” de Arcade fire y a los Good, the Bad & the Queen. Así que una vez dicho voy a aprovechar para ahorrarme el trámite y volver con mis retrógrados favoritos. Para mi los mejores discos del año han sido estos;

Magic” de Bruce Springsteen. Tengo que admitir que en un primer momento este disco me decepcionó porque no es tan guitarrero como prometía el primer single que se aireó, “Radio nowhere”. Sin embargo después de haberlo oído con más detenimiento y de haber visto los directos del jefe defendiéndolo con una Telecaster Custom 62 a la que le ha puesto Bardens, me resulta un gran disco del cual me gustan todos y cada uno de los temas, tanto que soy incapaz de quedarme con unos pocos en concreto, me quedo con todos. Digna continuación de “The Rising”, regusto a Roy Orbison y temas innovadores para la línea habitual de Springsteen.

Además llegó con sorpresa; “Play it as it lays” de Patti Scialfa, la mujer de Bruce, se público casi al tiempo y me he sorprendido más de una vez a mi mismo canturreando “I’m looking for Elvis down the Memphis road”. Es un disco con un aire muy “Americana” y toques de soul clásico.

Revival” de John Fogerty. En mi opinión es, junto al “Magic” de Bruce, el disco del año. El haberse librado de su particular bestia negra, Saul Zaentz, ha sentado a Fogerty como un Revival y se ha marcado uno de los mejores discos de su carrera en solitario. No me ha gustado el arranque del disco porque lo mejor lo ha dejado para el final. Me quedo con los 6 últimos temas pero sobre todo con “Somebody Help Me” y con Fogerty gritándole a Bush que no lo aguanta más en “I Can’t Take it No More”. Hay que tener en cuenta que Fogerty no está en una multinacional y que su llegada a grandes audiencias es más complicada hoy en día.

Velvet Revolver Libertad

Libertad” de Velvet Revolver. Tengo que decir que los discos de Velvet Revolver no me entran a la primera. Esperaba este disco porque si acaso no me gustasen los temas, siempre quedarían los punteos de Slash con su impertérrita Les Paul. Sin embargo tras oírlo la primera vez, lo único que me vino a la cabeza es “¿donde está Slash?”. Pues bueno, después de mucho oír el disco lo he encontrado; hundido en 200 kilos de comprensión excesiva que hace que apenas se puedan apreciar salvo en los solos. La mayor diferencia entre el Slash de los Guns’n’Roses y el Slash de Velvet Revolver no es que haya empeorado su forma de tocar, es que en tiempos de los Guns no se comprimían los masters de mala manera como hoy en día. Esto hace que un músico, considerado entre los mejores guitarristas aun vivos, se pierda en el barullo y puedas escuchar el charles de la bateria tan alto como la guitarra principal. En fin, aun así me han gustado los temas; en especial “She builds quick machines”, que recuerda a la línea del anterior trabajo y “For a brother”.

Otro disco de rock clasicote con el que me ha dejado buen regusto es el “The awakening” de Melissa Etheridge. La pega es que es un disco demasiado largo y con demasiados temas, 16, como para llegar a ser un disco cuadrado pero aun si me quedo con “California”, “Message to myself”, “Open your mind”, “The kingdom of heaven” o “Threesome”.

Respecto al pop me ha llamado la atención el regreso de Dolores O’Riordan en solitario con “Are you listening” y temas que recuerdan a la primera etapa de los Cranberries. Curiosa reaparición porque ha sido con un sello indie y no se sabe si los Cranberries se han quedado sin contrato o que.

De entre los habituales de la escena comercial española me quedo con Rosendo Mercado Puente que seguía en su línea con “El endémico embustero y el incauto pertinaz”. Creador de un género lírico propio de frases hechas, dichos y refranes sin moraleja, se marcaba otro buen disco con temas como “La verdad vencida” o “Harto”.

Descubriendo el café con leche

A mi la buena música de grupos no tan conocidos me suele llegar con retraso porque como decía al principio, suelo permanecer sumergido en los 60, los 50 y los 70 por ese orden. Probablemente por estas fechas el año que viene esté contando los discos buenos del 2007 que habré descubierto para entonces pero bueno, cosas anteriores al 2007 que he escuchado este año y que me han gustado;

The Yards

Uno de los grupos de última generación que más me gustan son los británicos The Yards, grupo indie con un solo disco autotitulado “The Yards” y publicado en el 2006 del que me han gustado absolutamente todos sus temas empezando por “Crime”. Psicodelía sesentera y rock. Preparaban un nuevo trabajo para finales del 2007 pero no ha podido ser. Solo espero que no metan la pata y mantengan el nivel. Por otro lado creo que han escogido el peor nombre de grupo para los tiempos que corren; los van a confundir con otros tantos grupos que han usado la palabra “yards” en su enseña, empezando por los Yardbirds de Clapton. Después, el posicionamiento en los buscadores con una palabra tan común es harto imposible.

Otro grupo que me ha gustado mucho es Cápsula con su “Songs & circuits” publicado en Noviembre del 2006. Son argentinos afincados en Bilbao y no son nuevos, llevan más de 7 años rondando la escena indie. Su estilo tiene cierta carga de psicodélia también y lo que más me gusta es el sonido vintage que le sacan a la Stratocaster principal, similar al que suelo buscar yo con mi Gretsch. A estos les digo lo mismo sobre el nombre; si pones “capsula” en el google te van a salir cápsulas de todo tipo menos de música.

A su vez, tengo que confesar que este año he estado escuchando a Staind, “It’s been a while” grupo post-grunge del que me ha deleitado la producción de las guitarras distorsionadas, que he me ha enamorado la cantante macarra, Brody Dalle, de los ya desaparecidos Distillers y que he descubierto al independiente Josh Rush por culpa de un anuncio en el que ponían su “It’s The Nighttime”.

Ni fu ni fa

A algunos de estos los esperaba como agua de mayo pero al final ni fu ni fa;

Kill to get crimson” de Mark Knopfler, me han gustado mucho dos temas, “True love will never die” y “Punish the monkey” pero el resto me han parecido un muermazo :( Desde hace unos cuantos discos de Knopfler, vengo alucinando con el sonidazo que se le puede llegar a sacar a una Stratocaster y como se desaprovecha después en otros 10 temas lentos y espesos que no van a ninguna parte.

Venus Doom” de HIM. Este disco es la confirmación de que se mantienen por la línea ochentera del disco anterior que no me acaba de convencer. Prefería el aire gótico de los 3 primeros discos. Todos los temas me parecen bastante pasables y ninguno me ha llamado la atención en especial.

Zeitgeist” de los Smashing Pumpkins. Supongo que este disco me ha decepcionado porque esperaba el gran regreso y en todo el disco se respira una sensación de desgana y de comercialidad para cubrir el cupo. En los directos de presentación llegaron a abuchear a Billy Corgan precisamente por esta sensación de desidia que ofrece últimamente. A Zeitgeist le faltan las melodías del Mellon, la rabia del Siamese o la oscuridad del Adore.

Baby 81” de Black Rebel Motorcycle Club. En su anterior trabajo se habían marcado dos temazos de rock acústico, retrogrado y clásico; “Shuffle your Feet” y “Ain’t No Easy Way”. Esperaba que hubieran seguido por esa misma línea pero han vuelto a la imitación de Oasis :(

Ryan Adams Easy Tiger

Easy tiger” de Ryan Adams. Primero lanzó este disco que arranca muy bien, temas de corte clásico que me han gustado mucho como “Goodnight Rose” o “Everybody Knows”. Luego se dispersa demasiado y se convierte en algo que podría escucharse de fondo en cualquier radio. A los pocos meses y en una maniobra bastante rara lanzó un segundo disco “Follow the lights” y este si, me resultó completamente intragable.

White Chalk” de PJ Harvey. Para la crítica que escribe en prensa uno de los mejores discos del año y para mi tal vez la mayor decepción ya que de siempre he sido fan de la PJ Harvey rockera de “This is love”. Cuando anunció nuevo disco esperaba rock y ha resultado ser un disco de temas lentos con piano.

Lo peor de las listas de lo mejor del año

Lo peor de las listas especializadas en lo mejor del 2007. A veces lo peor no es ni la música ni el grupo sino la prensa en sí comentando y tirándose el pegote de experta;

Back To Black” de Amy Winehouse. Admito que el tema Rehab está en la línea de la música de los 60 que me gusta, incluso a pesar de estar harto de oírlo a todas horas en radioformulas, tvs y politonos. Sin embargo no dejan de ser samples cogidos de aquí y allí. El resto del disco es bastante relleno de establo.

Favourite Worst Nightmare” de Arctic Monkeys. En toda lista cualificada de lo mejor del 2007 que se precie, tiene que aparecer por algún sitio el nombre “Artic Monkeys”. En su época fueron el buzz o grupo del que todo el mundo hablaba en Internet pero luego se rumoreó que había sido publicidad encubierta de una multinacional. El resultado suele ser un grupo con más nombre que música.

Raising Sand” de Robert Plant y Alison Krauss. Otro favorito de la crítica especializada; “que disco tan bonito y que delicado” …y que leches hará el Plant tomando el nombre de Led Zeppelín en vano. Menudo rollo.

Life in Cartoon Motion” de Mika. Que decir de este. Si vuelvo a oir los gritos de loca que pega el tio, o lo que sea, me estallan los nervios.

The electric morning” de Marlango. Indispensable en las listas especializadas autóctonas. Suelen salir en la tele o en prensa como si fueran lo más “in” del mundo de la creatividad, libres de presiones discográficas y se supone que habitan en un limbo entre la escena indie/alternativa y la comercial, es decir el nuevo género “comercial independiente alternativo”. Así es tal y como nos lo cuenta su multinacional, Universal Music.

Ga Ga Ga Ga Ga” de Spoon. ¿Lo mejor del año es imitar a los Bee Gees? Ejem!

Radiohead In Rainbows

In rainbows” de Radiohead. De este disco no voy a criticar ni la música ni el grupo. Voy a criticar los clamores cínicos de la crítica debido a que aparecen en todas las listas de “lo mejor del año” porque pusieron su último disco en Internet en descarga a cambio de la “voluntad”. Da igual si el disco es bueno o es malo, están en las listas de lo mejor porque es la noticia se lleva hoy en día. Da igual que la causa sea una profunda crisis del sector ocultándose detrás. Después resulta que esa misma prensa cobra por hacer reseñas de los discos a las multinacionales y que los representantes del mismo grupo tuvieron que admitir que seguían necesitando la distribución física en cd. Cito la lista de lo mejor del 2007 de Rolling Stone; “The steal of 2007, a lot of folks spent more for a gallon of gas than they were willing to pay for downloading this album”.

Un último apunte; casi todos los lanzamientos más esperados de este año han sido en Octubre, apelotonados, como queriendo aprovechar el tirón de las Navidades con un margen de tiempo suficiente para que los fans se enteren de que hay disco nuevo. ¿Será significativo de algo o son imaginaciones mías?

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *