Puentes de Telecaster

]]>

En una Telecaster, el puente está conformado por los saddles o caballetes sobre los que descansan las cuerdas y una placa metálica de hierro que hace de base y en la que se atornilla la pastilla del puente, sobre la que se colocaba una tapa llamada “ashtray” o cenicero.

Cuando se pulsan las cuerdas de una Telecaster, la vibración se trasmite de la cuerda a los saddles, de los saddles a toda la base metálica y de la base metálica al cuerpo. Tanto la base como los saddles son piezas clave que afectan directamente al tono característico de esta guitarra.

El cenicero servía para tapar el mecanismo de tornillos y barriletes sobre los que reposaban las cuerdas, que tenían un aspecto poco estético precisamente porque estaban pensados para ser tapados y no quedar a la vista. Lo mismo pasaba con el puente de la Stratocaster, originalmente llevaba una cubierta.

La tapa pronto probó ser una pieza bastante impopular en ambas guitarras ya que muchos usuarios la retiraban.

La historia del puente original de las Telecaster

Uno de los mejores puentes que se puede instalar en una Telecaster son los puentes vintage de Fender con tres barriletes, o saddles sobre los que reposan las cuerdas. Los puentes de este tipo que Fender fabrica en la actualidad, son baratos y muy similares a los que equipaban las Fender Telecaster originales de los años 50, patentados por Leo Fender en Enero de 1950.

Estos puentes originales se fabricaban con hierro doblado en frio y tenían un grosor exacto de 0,048 pulgadas, medida que afecta al tono de forma crítica. La base se plateaba con una fina capa de cromo – otro aspecto clave de cara al tono – y se depositaba un imán encima para magnetizarlo.

Las cuerdas atravesaban el cuerpo de la guitarra y cada par descansaba sobre unos saddles o caballetes, tres barriletes originalmente de hierro a principios de 1950, cuando la Telecaster fue lanzada con el nombre de “Broadcaster”. Los barriletes descansaban sobre la base de metal mediante dos tornillos a cada lado del barrilete, de forma que pudieran ser ajustados en altura para que las cuerdas se enviasen al mástil imitando la curvatura del radio.

Puentes Telecaster Fender vintage

La idea de pasar las cuerdas a través del cuerpo y hacerlas descansar por pares sobre unos barriletes fue una genialidad, tal vez inintencionada, porque aumentaba drásticamente el sustain de esta guitarra al ejercer más presión sobre el cuerpo y mejorar la transmisión de las vibraciones.

El material con que se fabrica los barriletes es también clave para el tono. A finales de 1950 fueron sustituidos por barriletes de bronce pero en 1954 se volvieron a fabricar en hierro. En 1953 se cortó la esquina inferior del barrilete para las cuerdas graves, de forma que permitía una menor altura de las cuerdas.

En 1958 los barriletes comenzaron a ser rayados con múltiples surcos para que las cuerdas quedasen en posición fija. Estos saddles fueron instalados hasta 1968, año en que se sustituyeron por unos nuevos que presentaban solo dos surcos, uno para cada cuerda. En los años 70 apareció una versión con 6 pequeños barriletes, uno para cada cuerda, que permitía el quintado individual. Así, llegamos hasta 1983, año en el que Fender instaló por primera vez los puentes modernos tipo Gotoh con 6 saddles tipo Stratocaster.

Hasta 1954, las Telecasters llevaban el número de serie estampado en la superficie frontal de la base del puente junto a las palabras “FENDER PAT. PEND.”. En 1954 solo quedaron estampadas estas siglas y el número de serie se pasó a estampar en la base que unía el mástil con el cuerpo. Desde 1962, con la patente ya concedida, en la base del puente se leía “FENDER PAT. NO. DES 164227 2,573,254.” Se estampó hasta 1983.

Otros detalles históricos es que en 1958, Fender dejó de cargar las cuerdas desde la parte posterior del cuerpo, atravesándolo, para cargarlas desde la propia base del puente, que en ese año comenzó a presentar 6 agujeros en el borde más cercano a la cola por donde se instalaban las cuerdas. Así nacieron los puentes llamados “top-loaders”. La idea no tuvo buena acogida y Fender rectificó enseguida pero como tenía en stock puentes como para suplir la producción de dos años, se vió obligado a re-agujerear todas las placas almecenadas y entre 1959 y 1960, sus puentes podían ser usados a la manera tradicional o como top-loaders. Hay quien ha encontrado utilidad a cargar las cuerdas desde arriba.

Puentes Telecaster Oxidados

En principio, teniendo un puente tipo vintage de Fender, no hay razones para cambiarlo… salvo si se te oxida, cosa que le sucedió al arriba firmante por residir en una zona muy humeda, próxima al mar. El óxido se empieza a extender por toda la superficie de la base y pasa a los tornillos de los saddles, quedando una capa de roña imposible de retirar. A los forofos de las guitarras envejecidas o “relic” seguro que les encantaría pero el óxido real puede pasar a los magnetos de las pastillas y acabar devorándolas.

Modificaciones clásicas en los puentes originales de Telecaster

Como decíamos al principio, cuando se pulsan las cuerdas de una Telecaster, la vibración se trasmite a los saddles, de los saddles va a toda la base metálica y de la base metálica pasa al cuerpo de la guitarra.

Para mejorar la transmisión de las vibraciones al cuerpo, una de las primeras modificaciones que los usuarios hacían era lijar toda la base de la base por la cara donde toca con la madera. Al lijar lo que se busca es pulir la superficie de forma que quede lisa y uniforme. Esta simple modificación puede mejorar una Telecaster tremendamente. La única pega es que se pierde parte del plateado y si hay problemas de óxido, con esta medida los propiciaríamos aun más.

Puentes Telecaster Modificaciones

Otra modificación clásica es cortar el borde inferior de la base por la esquina más cercana al tone-control. Esto se hace porque muchas veces al tocar, la púa pega accidentalmente justo contra esa esquina. No es algo que mejore el tono pero si la usabilidad. Los bordes de la base estaban doblados hacía arriba para que poder encajar el cenicero. Si no se usa cenicero, no tiene sentido que estén doblados.

Más modificaciones clásicas; doblar los tres tornillos que retienen los barriletes en la base metálica y permiten el quintado de la guitarra. Un problema de usar barriletes para las cuerdas por pares, es que solo se puede dejar quintada una de las dos cuerdas o buscar un ajuste a medio camino entre las dos. Curvando el tornillo para que el barrilete quedase un poco torcido, se solventaba en cierta medida este problema y permitía una mejor entonación.

La última modificación clásica que comentaremos es la de cortar radicalmente la base del puente por la mitad o por la zona cercana a los barriletes. Esta es una modificación que se hacía para poder instalar en el puente una pastilla diferente a la propia de la Telecaster. Por ejemplo un humbucker o un Filtertron.

El material de los saddles

El material con el que están fabricados los saddles, sobre todo si son barriletes, afecta directamente al tono de la guitarra. Los materiales más empleados son el bronce, el hierro, el acero inoxidable, el aluminio y el titanio. No hay un material que sea mejor que otro, simplemente cada uno ofrece tonalidades distintas;

Bronce; ofrecen un tono general con agudos, medios y graves muy balanceados aunque centran el sonido en las frecuencias medias. Dan sensación de calidad al sonido. Si alguna de las cuerdas de una Telecaster resulta estridente, las dos primeras son un clásico, se puede paliar en cierta medida poniendo barriletes de bronce. La única desventaja que tiene es que el bronce, en un periodo corto de tiempo, acaba cubierto por una capa oscura de suciedad que solo se puede quitar con disolventes químicos.

el material con el que están fabricados los saddles afecta directamente al tonoAluminio; añade agudos sin perder medios ni graves. Es muy útil para aclarar el tono de las dos cuerdas más graves, la 5ª y 6ª, acentuando el “twang” clásico de las Telecasters.

Hierro doblado en frio a la manera tradicional; da un tono muy acústico a la guitarra y añade más agudos que el bronce aunque menos que el aluminio. Son útiles cuando queremos buscar las características acústicas de una Telecaster, por ejemplo en una “thinline”, cuyo cuerpo es hueco.

Acero inoxidable; causa un efecto similar al hierro con la ventaja de ser inoxidable lo que protegerá al metal del sudor de las manos.

Titanio; el tono que proporciona es similar al del bronce, con algo más de agudos. Su principal ventaja es la ligereza del material pero al ser muy duro, es más difícil trabajar con él y suelen ser piezas un tanto caras.

El material de la base del puente. Puentes magnéticos y no magnéticos.

La base metálica del puente es la que finalmente transmite las vibraciones de las cuerdas al cuerpo y de cara al tono, afecta el material con el que está fabricada, su grosor y si es magnética o no.

El material de fabricación es el que en realidad el que determina si el puente va a ser magnetico o no magnetico. Si es de hierro, al instalar la pastilla del puente, toda la superficie va a quedar magnetizada. Si es de un material no magnetizable como el acero inoxidable o el bronce, entonces es “no magnético”.

Los puentes no magnéticos de acero inoxidable añaden “twang” a la Telecaster. Añaden agudos y graves pero cortando estridencias en las zonas medias entorno a los 3000hz. Aumentan el volumen general de la guitarra, incrementando el sustain y los armónicos naturales.

Los puentes magnéticos de hierro doblado en frio también son buenos para el “twang” pero no lo acentúan, ni tampoco destacan ninguna frecuencia si no que igualan agudos, medios y graves y por tanto no cortan estridencias. Son los que ofrecen el sonido más clásico y cercano a las Telecasters originales de los años 50, al ser este el material que se empleó en sus puentes.

el grosor de la base es fundamental para conseguir el tono de la TelecasterEl grosor de la base del puente es fundamental. El grosor para conseguir el tono tradicional de la Telecaster es de 0,048 pulgadas. Si es más grueso, se pierde “twang”, armónicos y tono. Claro que esto en ciertas situaciones puede ser una ventaja.

Si instalamos una pastilla en el puente de mucha salida, por ejemplo de 16k como las Bardens, entonces nos conviene un grueso mayor, de hecho Joe Barden fabrica un puente de 0,060 pulgadas para ser instalado con sus pastillas. ¿Por qué? Porque el sonido de estas pastillas es muy hi-fi y tienen una salida tan exagerada que detallan todas las características del sonido de una forma que puede resultar no tan agradable. En esta situación precisamente nos conviene menos tono, menos vibración, menos armónicos y en general, menos de todo.

Como norma; si queremos el tono tradicional de una Telecaster nos decantaríamos por un grosor de 0,048 pulgadas. Si vamos a usar la Telecaster de forma diferente, con pastillas de mucha salida, con distorsiones exageradas, con maderas no convencionales, como el nogal por decir una, o simplemente el grosor de 0,048 pulgadas no nos está funcionado, entonces nos conviene probar uno de diferente grosor.

El titanio en la placa del puente sería el caso contrario, es un material muy duro y hacerlo vibrar con grosores de 0,048 es más costoso así que conviene que tenga un grosor menor, de 0,035. Las bases de titanio son buenas para el “twang” pero lo que hacen es dar brillo a la pastilla del puente y una sensación de compresión natural.

Puentes de boutique para Telecaster

Como es difícil mejorar el sonido de los puentes tradicionales de Fender, lo que han hecho los fabricantes de puentes de boutique para Telecaster es incorporar todas las modificaciones clásicas, además de ofrecer puentes compensados y fabricación en materiales diversos.

Además de los puentes tradicionales, existen otras numerosas opciones, como instalar un Bigsby que lleva un puente de Fender Mustang u otras innovaciones técnicas que en muchas ocasiones complican la simplicidad que caracteriza a la Telecaster y estropean más de lo que pretenden mejorar.

Glendale

Dick Clarke, además de ser un tipo bastante agradable, se lleva la palma en cuanto a rizar el rizo fabricando material para Telecaster. No es un fabricante de gran tamaño y su principal desventaja es que es excesivamente caro pero es el fabricante más académico en cuanto a exactitud histórica del material ofrecido.

Puentes Telecaster Glendale

En su catálogo podemos encontrar puentes de hierro doblado en frio fabricado como los originales de Fender en los años 50 y prácticamente todas las opciones que hemos comentado anteriormente tanto en cuanto a modificaciones como en materiales. Tiene bases de hierro, acero inoxidable y titanio, con los bordes cortados por una esquina o por dos, barriletes compensados en todos los materiales y la posibilidad de comprarlos combinados.

Callaham

Bill Callaham es un fabricante mayor, produce todos los componentes que llevan los principales modelos de guitarras eléctricas aunque menos variedad de material para Telecaster que Glendale.

Puentes Telecaster Callaham

Ofrece bases en acero inoxidables con un corte en la esquina inferior y barriletes compensados, en versión “torcida” o en una versión original diseñada por él. La principal característica de esta versión, es que en vez de estar ligeramente torcidos, los saddles tienen protuberancias para cada cuerda, de forma que reposa sobre el barrilete más lejos o cerca del mástil según le corresponda. Esto permite que el puente tenga un aspecto rectilíneo, en vez de parecer que necesita una ortodoncia.

Joe Barden

Joe Barden fabrica un impresionante puente en acero inoxidable, pulido completamente y acabado con efecto espejo. Viene con saddles compensados en bronce y el barrilete para la cuerda 6ª y 5ª cortado en la zona inferior, que permite bajarlo más, al igual que los originales de 1953.

Puentes Telecaster Joe Barden

Joe Barden es muy suyo y sus teorías a veces resultan chocantes. El diseño de su puente para Telecaster está completamente enfocado hacía sus pastillas cerámicas con salida exageradamente alta. La base tiene un grosor de 0,060 pulgadas, la capa cromada que lo recubre es más gruesa de lo normal.

La esquina inferior de la base lleva el corte para que la púa no choque con él, corte que Barden atribuye a Danny Gatton.

Wilkinson

Trev Wilkinson es un guru de las guitarras británico que fabrica partes para los principales modelos de guitarras que hay.

Puentes Telecaster Wilkinson

En cuanto a puentes de Telecaster, ofrece una versión en hierro, sin cortes en las esquinas, con saddles de bronce, compensados y rectos, iguales que los de Callaham y una versión de barriletes llamados “tilt” que pueden pivotar para quintarlos.

Wilkinson tiene bastante buena reputación en cuanto a la fabricación de todo su material. El principal atractivo de sus puentes tal vez sea es que los ofrece en diversos colores; plateados, dorados y negros.

Gotoh

Gotoh es el inventor de la versión moderna del puente para Telecaster, que viene a ser una base sin bordes doblados completamente plana y los saddles al estilo de la Stratocaster. Basicamente se trata de aplicar el concepto del puente de una Stratocaster a una Telecaster. Fender lo incorporó en sus guitarras desde 1983 y en la actualidad es el que llevan las series “American Standard”.

Este es el puente favorito de numerosos artistas como Bruce Springsteen o Keith Richards pero una completa aberración para los puristas (de puentes todavía más modernos ya ni hablamos).

Puentes Telecaster Gotoh

Una de las principales desventajas que tiene es que se atornilla al cuerpo de forma un tanto diferente al cuerpo de la guitarra y por tanto no puede ser sustituido por un puente vintage directamente. Haría falta comprar una versión especial que hacen muy pocos fabricantes. Glendale y Callaham tienen una.

Otra desventaja de este puente es que se pierde el sustain que dan dos cuerdas apretando a la vez los barriletes contra la base. Cuando los saddles no son de calidad, tienen fama de parte-cuerdas.

La mayor ventaja es que cada cuerda se puede dejar quintada a la perfección y que está disponible en numerosos materiales, entre ellos el bronce, creo que es el único puente de Telecaster que he visto con la base hecha de este material.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *