Las guitarras de Kurt Cobain

]]>

No se puede decir que Kurt Cobain fuese un virtuoso de la guitarra pero es indudable que su sonido contribuyó a definir el movimiento grunge e impregnó toda la escena indie, tanto en su época como en la posterior.

Años después de su trágica desaparición, la cátedra que no ocupó sigue vigente y son numerosos los seguidores que tratan de emular el sonido Nirvana usando Fender Jaguars y Mustangs pero ¿hasta que punto es posible?

En este artículo vamos a repasar las principales guitarras que uso Kurt Cobain y las peculiaridades que no se ven a simple vista. Digo “principales guitarras” porque hay evidencia fotográfica de al menos 60 guitarras usadas por Cobain, tanto en directo como en estudio.

Y es que Cobain, tenía la malsana costumbre de destrozar su equipo al final de cada actuación. A veces destrozaba las pantallas a golpes con la guitarra y luego la estampaba contra el suelo y en otras ocasiones se limitaba a soltar la guitarra sobre el escenario de mala manera y dar una patada al amplificador antes de marcharse.

Siendo así, no es extraño que Cobain necesitase aprovisionarse de nuevas guitarras con frecuencia. Jaguars, Mustangs, Stratos… cualquier cosa más o menos de su gusto pero que no resultase demasiado caro destrozar. A finales de los 80, dado su desuso, se podían encontrar Jazzmasters y Jaguars de los años 60 en tiendas de segunda mano por 100$ del año 1990 (unos 110€ actuales).

Una característica bastante común en casi todas las guitarras de Cobain es que instalaba humbuckers, al menos en el puente, ya que son más apropiados para manejar toda la distorsión que necesita el sonido grunge. Las pastillas originales de las Jaguars y Mustangs, tipo single-coils, no habían sido diseñadas para estos propositos y el efecto de la distorsión, si no mal, sonaba un tanto extraño, siendo más difícil moldear el sonido.

Fender Jaguar

La guitarra principal de Kurt Cobain era una Fender Jaguar de 1965 acabada en sunburst, nº de serie # 95747 con la etiqueta de la pala mal colocada. Esta guitarra fue comprada ya modificada en el “L.A. Recycler” antes de grabar el “Nevermind”.

Anteriormente dedicamos un extenso artículo a la Jaguar y a la Jazzmaster, así que me voy a centrar en las peculiaridades de la de Cobain. Las modificaciones que traía son notables y se pusieron de moda enseguida. Había sido enrutada para alojar dos humbuckers; un PAF de DiMarzio en el mástil y un DiMarzio Super Distortion en el puente, que sería reemplazado por un Seymour Duncan JB durante la gira del “In Utero”.

Kurt Cobain Fender Jaguar

Además, el circuito había sido completamente remodelado añadiendo un potenciómetro adicional, quedando dos potenciómetros de volumen y un master de tono. Los hats de plástico que los cubrían fueron reemplazos por dome-knobs cromados. Los interruptores superiores estaban desconectados y el selector de pastilla fue reemplazado por uno tipo Gibson. El puente lo cambio por un tune-o-matic de Gibson de color negro.

Esta guitarra no acabó destrozada pero si que fue severamente tratada. Hay varios videos en los que se ve como es arrojada al suelo y la capa de porquería que recibió encima, bebidas y fluidos varios, nunca fueron limpiados. Por otro lado los interruptores y los postes para la correa eran cubiertos con cinta aislante para evitar que se moviesen accidentalmente.

Fender no tardó en hacerse eco de las modificaciones y en la actualidad ofrece al menos dos modelos de Jaguars con sus propios humbuckers; la HH y la Special HH. La Classic Player Special HH es prácticamente idéntica a la de Kurt y la venden aquí. El humbucker Seymour DuncanJB (Jeff beck) lo tienen aquí.

Fender Mustang

Según Cobain, las Mustangs eran sus guitarras favoritas. Estas fueron lanzadas por Fender en 1964 como una evolución de los modelos de estudio de la gama baja que venía comercializando, la Musicmaster y la Duo-Sonic. Muy similar en aspecto a estas dos, la Mustang trataba de acercarse un poco al estilo de las Jaguars y Jazzmasters para aprovechar el tirón que tenía la música surf en aquel año.

La Mustang estaba disponible con dos escalas cortas a elegir; 22,5″ y 21 trastes o 24″ y 22 trastes. La escala corta hacía que el trémolo que traía fuese muy fácil de accionar y curiosamente, la pieza que conformaba el puente (no toda la tapa del trémolo) era mejor que el de sus hermanas mayores, la Jaguar y la Jazzmaster y durante muchos años ha sido práctica común cambiar el puente de estas por el de una Mustang.

Kurt Cobain Fender Mustang

La Mustang venía con dos pastillas tipo single-coil y su doble circuito presentaba la peculiaridad de que no traía selector de pastilla sino que un interruptor de tres posiciones encima de cada pastilla las encendía o apagaba. Las tres posiciones de cada interruptor eran; pastilla apagada, pastilla encendida y pastilla encendida pero con la fase invertida, por lo que se podía invertir la fase de ambas o de solo una, para que actuasen a modo de humbucker al encender las dos.

La Mustang se dejó de fabricar en 1982, poco después que las Jaguar y las Jazzmaster, por estar muy pasadas de moda y por sus malas ventas. Sin embargo en los años 90 volvió a resugir como objeto de culto en la escena indie, impulsada entre otros por Kurt Cobain, que fue uno de sus principales usuarios. En el vídeo de “Smell like a teen spirit”, un mega-éxito que dió la vuelta al mundo, salía tocando una.

La Mustang que aparece en el video es de 1969, su nº de serie era el # 279651, tenía un acabado en azul “Placid Blue” y unas rayas blancas que la identifican como perteneciente a la serie “competition” que Fender fabricó entre 1968 y 1973. Fue comprada casi a la vez que la Jaguar. La guitarra conservaba las pastillas single-coils originales pero después de destrozarla, pasaron por sus manos al menos otras 8 Mustangs y se sabe que Cobain mandó modificar 4 de ellas con sus especificaciones preferidas; cambiaba el puente por un Gotoh Tune-O-Matic, las enrutaba para instalar humbuckers Seymour Duncan JB en el puente, los canales de la cejuela eran agrandados para poder poner cuerdas más gruesas y el mecanismo del vibrato era bloqueado.

Aquí tienen las Mustangs que comercializa actualmente Fender.

Fender Jag-Stang

La compañía Fender, siempre atenta a donde incar el diente, quiso aprovechar los puntos álgidos de Nirvana y se ofreció a fabricar una guitarra diseñada por el propio Cobain. En Febrero de 1993 Kurt propuso un híbrido entre la Jaguar y la Mustang y el resultado fueron dos prototipos denominados Jag-Stang y construidos por el luthier Larry L. Brooks.

Kurt Cobain Fender Jag-Stang

Cobain solo llegó a tocar uno de los dos prototipos, que fue devuelto al poco de ser recibido, descontento con los resultados. Lo recibió de nuevo justo para llevarlo a la gira europea del “In Utero” pero no lo usó demasiado al no quedar satisfecho aun con los cambios. Como falleció en Abril de aquel mismo año, 1994, nunca llegaría a terminar la guitarra.

La Jag-Stang, acabada en azul “sonic blue”, tenía cuerpo de aliso, una pastilla tipo single-coil modelo Texas Special en el mástil, un humbucker DiMarzio H-3 (similar a los DiMarzio DP158), el mismo circuito y mecanismo de trémolo que la Mustang, puente tune-o-matic y una escala de 24″, la favorita de Cobain, con trastes metálicos muy pequeños tipo vintage de Fender.

Al poco de fallecer Cobain, Courteny Love regaló la Jag-Stang a Peter Buck, guitarrista de R.E.M. y Fender la lanzó al mercado en 1995 pero en el año 2005 se descontinuó.

Stratocasters

Mucha gente se ha empeñado en identificar a Cobain con las Jaguars y las Mustangs pero si repasasemos la filmografía que ha quedado de sus actuaciones, veríamos que pasó más tiempo tocando Stratocasters que cualquier otro modelo de guitarra. Hay fotos conocidas de al menos 15 diferentes.

La explicación más plausible podría ser la misma que le llevó a usar Jaguars y Mustangs; al haber una alta probabilidad de que la guitarra que usó en el concierto anterior hubiera acabado estampada contra el suelo, necesitaría hacerse con una víctima nueva y las Stratos son mucho más comunes y fáciles de encontrar que sus otros modelos preferidos.

Kurt Cobain Fender Stratocaster

Muchas de las Stratocasters fueron modificadas colocando un humbucker en el puente. Algunas llevaban un mástil de Kramer, ya que en ocasiones, al ser estampadas, solo se partía el mástil y podían ser reparadas. Cobain hizo un pedido de al menos 7.

La Strato más notoria tenía una pegatina blanca en la que se leía en grande “Vandalism: As beautiful as a rock in a cop’s face” y debajo en pequeño “Courtesy of the Feederz: Office of Anti-Public relations”. Tras partirle por primera vez el mástil se le colocó uno de Fernandes que fue partido de nuevo y la guitarra destrozada por completo tras un concierto en Paris en 1992.

Las Stratos más cercanas a las de Cobain que fabrica Fender son las que llevan un humbucker en el puente, por ejemplo la Highway One HSS, la Deluxe Power Strat o la Deluxe Fat Strat.

Mosrite Gospel Mark IV y Univox Mosrite

Además de a las Fender, Cobain era aficionado a las Mosrite. En cierto modo tiene su lógica ya que las Mosrite eran guitarras surfers, al igual que las Jaguars y las Mustangs, compartiendo algunas características comunes. En el diseño de las Mosrite, a mediados de los años 60, estuvieron implicados los Ventures. Eran guitarras con formas poco comunes, bastante asimétricas y que con el tiempo se llegaron a revalorizar. Cobain tuvo dos Mosrite originales siendo una de ellas una de sus guitarras favoritas que nunca llegó a estampar.

Kurt Cobain Mosrite

Para tal práctica, en vez de las Mosrite originales usaba copias baratas hechas por Univox. Univox era un fabricante de guitarras y amplificadores estadounidense, fundada a principios de los 60 en Westbury, New York, comprada en 1967 por Gulf + Western y trasladada su producción a Japón en 1975 hasta que la factoría ardió en 1982.

Las copias de las Mosrite que usaba Cobain se llamaba Univox Hi-Flier, producidas entre 1968 hasta 1978. La primera versión se llamaba Hi-Flier “Phase One” y la última Hi-Flier “Phase Four”. Las dos primeras fases tenían pastillas P-90s y las dos últimas humbuckers. Cobain tuvo y estampó al menos 10 de estas copias.

Otras guitarras

La lista de guitarras que pasaron por las manos de Cobain es bastante larga. De las dos Telecaster que usó, hay una Custom en sunburst que llama la atención por lo bien documentada que está con numerosas fotos publicitarias. Esta Telecaster fue un regalo de Fender Japan a principios de 1994 y su técnico la remodeló por completo según los gustos de Kurt. Clavijas y puente Gotoh con apertura para alojar un humbucker Duncan JB más otro humbucker de Gibson en el mástil. Cobain comentó que era su nueva guitarra favorita pero murió tan solo dos semanas después de estrenarla. ¿Hubiera sido posible una nueva imagen de Nirvana con Telecasters?

Other guitars

Otras guitarras que tuvo fueron una Ferrington tipo Mustang construida a medida para él, una Orange Vantage tipo Les Paul faded, una Gibson SG Standard, una Fender XII que escondió junto a otra idéntica de Courtney Love en la bañera para que no se la robasen – acabaron las dos dañadas por el agua – una Epiphone Les Paul negra, una Epiphone ET270 de la que hay numerosas fotos y que viene a ser otra copia de las Mosrite, dos Greco, dos Hangstrom…

La acústica del unplugged es una Martin D18E de finales de los 50. Toda una reliquía de la que solo se fabricaron 302 unidades hasta 1959 y que fue uno de los primeros intentos de Martin de meter sus tentáculos en el mercado de las guitarras eléctricas. Basicamente era una guitarra acústica D18 a la que se le habían añadido dos pastillas Dearmond, tres potenciómetros y un interruptor. El resultado ofrecía un sonido horrible aunque cumplió su papel en el disco, aportando el aspecto poco habitual necesario para cubrir con el cupo “indie” que la puesta en escena requería.

Amplificadores y efectos

Aunque Nirvana usó diversas configuraciones y parte del equipo corrió la misma suerte que las guitarras siendo destrozado, las pantallas más vistas en los conciertos del grupo eran Marshalls 4×12. La mayoría tenía conos Celestion de 75w pero también usaron Greenbacks de 25w y los favoritos de Kurt Cobain, los Vintage 30s.

Kurt Cobain pedals

Las pantallas eran amplificadas primero por un previo Mesa/Boogie Studio .22, que Cobain ajustaba subiendo todas las frecuencias medias con los controles del ecualizador. Luego la señal se mandaba a dos etapas Crest 4801. Anteriormente habían usado otros amplificadores pero los técnicos descubrieron que esta combinación era la que mejor aguantaba los envites del enfervecido cantante al finalizar cada concierto, así que se constituyó en definitiva.

En cuanto a efectos, Kurt Cobain usaba bastantes pedales. Se dice que la distorsión la sacaba principalmente con un Sansamp aunque también llevaba un Roland DS-2 para tal fin.

De todos los pedales, su favorito era el Electro-Harmonix Small Clone Chorus, que empleó durante toda su carrera y que aparece en la mayoría de fotos y filmaciones que se conservan de los conciertos. El uso del Chorus lo hacía con notable maestría ya que al emplear este efecto, se roza una delgada línea entre la horterada ochentera y el sonido que queda bien.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *