La telecaster de Keith Richards

]]>

A pesar de que Keith Richards, guitarrista de los Rolling Stones, no ha sido músico de una sola guitarra, de hecho tiene una colección que ronda el millar, casi todas regaladas, desde los años setenta se le viene asociando con una Fender Telecaster ’52 cuya pastilla del mástil ha sido sustituida por un humbucker.

Tanto es así que a las Telecasters con un humbucker en el mástil se las llama “keef” o “keefed”. Es decir, Keef es el mote de Keith Richards y la traducción al castellano, para el que no se maneje en inglés, sería Telecaster “Keith enRichada”. Para hacerse una idea de cómo suena un humbucker en una Telecaster solo hay que escuchar cualquier riff de Richards en un disco de los Stones posterior a 1972.

Durante la primera etapa de los Stones en los 60, Richards fue fotografiado ocasionalmente con alguna Telecaster pero su equipo habitual eran una Gibson ES-330, una Gibson Les Paul Standard y una Guild Aristocrat, con la que aparece en el programa de Ed Sullivan durante la gira en USA de 1966, flanqueado por Brian Jones con una Gibson Firebird.

En 1969, durante las sesiones del “Let It Bleed”, Ry Cooder le enseñó la afinación abierta en Sol, que sería un aspecto clave en el sonido definitorio de Richards y los Stones. El sonido de esta afinación es muy característico, sobre todo por lo grabe que queda la sexta cuerda, sin embargo Richards lo personalizó quitando esta sexta cuerda y dejando solo 5, afinadas sol-re-sol-si-re y abriendo así espacio para el bajo que queda más definido. El sonido se plasma perfectamente en temas como “Honky Tonk Women,” “Brown Sugar” o “Start Me Up”.

Keith hizo la gira de 1969 con una Gibson Les Paul Standard y una Gibson Les Paul Custom de 3 pastillas, ambas afinadas en Sol abierto y por otro lado, una Gibson ES-355 junto a una Ampeg Dan Armstrong de cuerpo fabricado en Plexiglass transparente con afinación normal. La Ampeg transparente le debió gustar porque en 1970 adquirió otra más para llevarla afinada abierta en Sol junto a las Les Pauls.

El robo de 1971

En el verano de 1971, durante las sesiones del “Exile On Main St.” en el sur de Francia, a Keith Richards le robaron casi todas sus guitarras de la casa donde se alojaba. Su técnico, Ted Newman-Jones, se encargó de conseguirle instrumentos de repuesto e incluyó varias Fender Stratocaster y Telecaster de los años 50.

Keith Richards Micawber

Una de estas Telecasters, a la que bautizaría con el nombre “Micawber”, llegaría a ser la más famosa y la principal guitarra de Richards. Se trataba de una Fender Telecaster fabricada en 1957, con guardapuas negro y en color “blonde”, a la que cambió la pastilla del mástil por un humbucker PAF de Gibson pueste del revés a lo Peter Green, con las polepieces o tornillos que captan el sonido de cada cuerda mirando al puente. Esta sustitución definió aun más el sonido de Richards y los Stones.

La de Richards, si no fue la primera, fue una de las primeras Telecasters a las que se se les colocó un humbucker en el puente. Como se puede apreciar en la foto, lo instalarón casi casi pegado al mástil y tuvieron que cortar el guardapúas para poder encajarlo. Las Telecasters de Fender actuales que vienen con humbucker, lo tienen situado más separado del mástil. Basicamente, lo que hacen en la fabrica es usar la misma distancia que hay desde el puente a la pastilla single-coil original y abrir la cavidad para el PAF hacia el puente.

El azar del robo hizo que Richards acabase con una Telecaster en las manos y precisamente esta guitarra es la électrica que mejor suena con afinación abierta en Sol.

Keith Richards Micawber

A la Micawber le cambiaron el puente por la versión moderna del mismo, el llamado “top loader” para Telecaster pero fabricado en bronce. También cambiaron las clavijas por Schallers y la cejuela es especial para 5 cuerdas, no las distribuye equitativamente si no que mete un poco hacia el interior la primera cuerda para evitar que se salga por el borde del mastil, que es algo típico de las Telecasters. Las cuerdas son 011-015-018-030-042 y las pastillas; además del humbucker PAF de Gibson en el másti, la pastilla single-coil original que traían las Telecasters de los 50 en el puente. El tone-control sigue siendo el original.
Micawber es un personaje de la novela David Copperfield de Dickens (Winkins Micawber).

Keith Richards Micawber

¿Donde comprar una Telecaster Keefed? Tan solo Fender Japan fabrica un edición de la Telecaster Keefed, por lo general son solo para su mercado interno y cada vez se ha vuelto más dificil traerlas de Japón. Una buena opción es mirar en eBay a ver si sale alguna. También en eBay suelen surgir periódicamente Telecaster 52 nuevas pero modificadas para ofrecerlas tipo keefed. Aquí una busqueda de todas las Telecasters en eBay.

Las transfusiones de Richards

Richards nunca ha ocultado su relación con las drogas. Incluso ha llegado a declarar, medio en serio medio en broma, que ha esnifado cosas como las cenizas de su padre o “preparation H”, que es un medicamento para las hemorroides. Sin embargo su mayor problema siempre fue la heroína, sustancia que intentó dejar con diferentes terapias.

En los años 70 recurrió a tratamientos variopintos como electroshocks en las orejas o la meditación trascendental pero el tratamiento más famoso se lo hizo el 23 de Septiembre de 1973 en una clínica Suiza. Allí, con la intención de mantenerse sobrio para la gira “Goats Head Soup”, se sometió a un tratamiento pasando toda su sangre por una máquina de hemodiálisis para limpiarla. El director de los Stones, Marshall Chess, le acompañó y declaró que Richards estuvo inconsciente durante todo el proceso.

Keith Richards Micawber

Poco después Victor Bockris escribió una biografía de Richards donde afirmaba que en aquel tratamiento Keith se había hecho una transfusión de sangre completa y el rumor se extendió. Al mismo Keith le pareció gracioso y nunca se molestó en negarlo perpetuando el mito. Incluso volvió a repetir el tratamiento de hemodiálisis en 1975.

Posteriormente hubo especialistas que comentaron el caso y dejaron claro que la diálisis es ineficaz para desintoxicar a un heroinómano y que incluso no ayudaría ni a pasar un test de drogas.

Se cree que Richards dejó la heroína en los 80 dedicándose exclusivamente al alcohol pero hasta el 2006 no hizo declaración expresa. En esta entrevista concedida al diario The Sun en Septiembre del 2006, declaró que había dejado las drogas porque “ya no le satisfacían” y porque los “fabricantes de narcóticos habían disminuido la calidad de sus drogas favoritas”. También admitió haber pedido un poco de “morfina extra” a la enfermera que le atendía tras haberse caído de una palmera unos meses antes y abrirse la cabeza en las Islas Fiji haciendo el mono con Ron Wood.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *