Nueva arma en el arsenal; Dearmond m-77t

]]>

A veces se da el raro caso de que alguna compañía saca al mercado una guitarra buena, bonita y barata y la Dearmond m-77t fue uno de esos casos, al menos mientras duró porque suele coincidir que estos casos duran muy poco en el mercado.

La Dearmond m-77t fue, de la mano de Fender, la última versión y culmen de una larga saga de modelos de guitarras eléctricas iniciados por Guild en 1952 con la Guild m-75 Aristocrat. Para entender la rebuscada historia de esta guitarra es necesario diferenciar lo que fue Guild, lo que fue Dearmond y lo que acabaron siendo ambas tras ser compradas por Fender.

En primer lugar Guild es una de las compañías más reputadas y apreciadas, tanto por sus guitarras eléctricas como por sus guitarras acústicas. Fundada en 1952 por Alfred Dronge en Westerly, Rhode Island, su producción siempre se basó en una buena calidad que llegaba a rozar la exclusividad, empleando las mejores maderas, lacados y bobinados a mano de sus propias pastillas. Sus guitarras acústicas, aun en producción, están en el mismo renglón en el que podríamos situar a Martin y a Taylor. De entre sus guitarras eléctricas, destacan la Starfire y la Bluesbird moderna pero el que aquí nos atañe es el modelo “Aristocrat” que dio lugar a una larga serie de variaciones y evoluciones sobre el mismo, la serie “M”.

La m-75 Aristocrat en la que esta basada la Dearmond m-77t, fue lanzada al mercado en 1952. El modelo estaba inspirado claramente en la Gibson Les Paul, que apareció poco antes aquel mismo año pero a diferencia, tenía caja hueca y las pastillas, aunque parecidas en aspecto a las p-90s soapbars que montaba la Les Paul de entonces, estaban fabricadas por la propia compañía Guild denominándose Guild “Frequency Tested”. La tapa frontal era de abeto, mientras que los laterales y la tapa trasera eran de caoba de Honduras. El mástil tenía el diapasón en palorosa aunque lo más curioso era su corta escala de tan solo 23.25″, a la que Guild bautizó como “short-action scale”. Esta guitarra, por su sonido de caja y facilidad al ser tocada, fue adoptada por muchos guitarristas de blues de la época y fue apodada “bluesbird”.

La aristocrat estuvo en producción desde 1952 hasta 1963. En 1968 se reanudó su fabricación denominándose m-75 Bluesbird y ofreciédose en varias configuraciones con caja o cuerpo sólido opcionales. Su usuario más famoso tal vez fue Keith Richards en la primera etapa de los Rolling Stones, que llevaba una junto a la Gibson ES-330 y a la Gibson Les Paul Standard. Se le puede ver con ella tocando “Satisfaction” en el programa de Ed Sullivan durante la gira en USA de 1966.

En 1995 Fender compró Guild y poco después dejó de producir guitarras eléctricas centrándose en las acústicas y moviendo toda su producción a la fábrica de Corona en California.

Dearmond m77t

Por otro lado, Dearmond era una marca de pastillas fabricadas por la compañía Rowe Industries. Fueron diseñadas por Harry Dearmond, inventor de la primera pastilla acoplable en los años 30 aunque su modelo más famoso fueron las Dynasonics que llevaban las Gretsch en los años 50. Las Dynasonics, single-colis, están consideradas una de las mejores pastillas jamás fabricadas y precursoras de las p-90s de Gibson. Harry se retiró del negocio en 1975 y la compañía acabaría en manos de Fender en los años 90.

Pues bien, en los años 90, Fender, al poco de comprar Guild en 1995, decidió resucitar Dearmond, fabricando bajo esta marca los antiguos modelos de guitarras eléctricas diseñados por Guild pero con pastillas Dearmond. La fabricación se trasladó a Corea de donde salieron guitarras de mucha calidad pero a precios bajos en comparación, dado los bajos costes de producción coreanos. Tal vez demasiado baratos ya que en el 2001 Fender cerró Dearmond de nuevo sin dar explicaciones.

Como Dearmond, la serie “M” evolucionó hasta la m77t que corregía definitivamente los fallos de diseño de su predecesora la m75t. La m75t era la vieja Guild Aristocrat pero con caja sólida en madera de agathis, tapa de arce, pastillas Dearmond 2k y un trémolo tipo Bigsby apodado “Digsby” porque tenía la letra “D” de Dearmond en la pieza de cola. La m75t pesaba demasiado y cada vez que se usaba el “Digsby” quedaba completamente desafinada porque el ángulo del mástil era erróneo respecto al puente y la tensión que quedaba en las cuerdas tras pasar del puente al trémolo era insuficiente. En la m77t se corrigieron todos estos problemas; se corrigió el ángulo del mástil y se hicieron cámaras en el cuerpo sólido para aligerarla, además de cambiar el guardapuas por uno transparente. Los potenciómetros también son plástico transparente y se ofrecía en 4 acabados; negro, azul, “solar bronze” o sunburst y la mía que es un naranja transparente similar al de Gretsch y que deja ver el dibujo de la beta. El resultado es una buena guitarra a un precio más que asequible con un sonido a medio camino entre una Gretsch y una Les Paul. Hay que decir que las pastillas no son como las Dearmond Dynasonics originales ya que los magnetos son distintos. Las denominaron “2k” y hay quien dice que tienen un sonido muy cercano a las Dynasonics pero a mi me recuerdan más a los p-90s.

Yo, a finales del 2001 andaba en busca de mi primera guitarra eléctrica de caja sólida y me fui a por una Dearmond m77t ya que las había visto y sabía que estaban disponibles en tiendas locales. En la primera tienda en la que entré no tenían y decidí encargarla pero cuando la dependienta habló con su distribuidor le comunicó que no quedaban y que no iban a traer más porque Dearmond había cerrado. Inmediatamente me fui a las otras pocas tiendas locales que había y no les quedaba ninguna. Así que desde entonces me quedé con la espina clavada de no haber tocado una. En Noviembre del 2007 se dio la casualidad de que apareció una por eBay en Brooklyn, Maryland. El vendedor decía que estaba en condiciones excelentes y la compré por 400€ al cambio.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *