El escándalo de las entradas para el concierto de AC/DC en Bilbao, conciertos a 300€ la entrada

]]>

Esta es la otra cara de la moneda de la industria musical (que no discográfica), en la que los grandes ganadores son las viejas glorias del rock, cuyos conciertos se han convertido en auténticos actos sociales donde se da cita toda la jet set lugareña junto a lo más variopinto de la fauna local, dispuesta a pagar entradas de incluso 300€.

¿300€? Un caso que refleja lo que está pasando con los grandes conciertos es el sonado escándalo de las entradas para ir a ver a AC/DC en el Bilbao Exhibition Center de Bilbao, acto previsto para el 4 de Abril del 2009. Las 17.000 entradas salían a la venta el 27 de Noviembre del 2008 a las 10 de la mañana, con un precio único de 55€ + 6,5€ por “gastos de distribución” y varios puntos de venta, además de la tristemente célebre web de tickets por todos conocida, que acepta reservas tanto por internet como por telefono.

Hubo quien hizo noche a las puertas de los mencionados puntos de distribución pero la secuencia de acontecimientos se desarrolló siguiendo un patrón convertido ya en habitual; a las 2 horas las entradas se habían agotado oficialmente. La realidad era bien distinta; a las 10:05 estaban agotadas o el sistema informático que las distribuía colapsado.

….una multitud hizo cola 14 horas y solo se vendieron 6 entradas…Los que hicieron cola en la puerta de un famoso centro de corte británico, fueron introducidos en el entresuelo del establecimiento donde tuvieron que esperar hora y media de reloj para luego comunicarles que había un problema en el sistema informático y que se quedaban sin entradas. Las malas lenguas dicen que allí se llegaron a imprimir tan solo 6 entradas.

Mientras tanto, en el exterior, seguía aguardando el resto de la cola que daba la vuelta completa al recinto, con los ánimos encendidos tras 14 horas de espera y al de diez minutos, hacían acto de presencia los antidisturbios locales que disolvían el tumulto. En las mentes más diáfanas no queda resquicio de duda alguna sobre si la hora y media se empleó para intentar resolver el “problema técnico” o para llamar y desplegar a las fuerzas del orden y así evitar posibles altercados en el establecimiento.

Al de unas horas, lo que tarda el rastreador del Google en indexar los nuevos anuncios de eBay, se producía una avalancha de ofertas de “bolis Bic”por 300€ con una entrada para el susodicho concierto de regalo. Parece ser que 300€ es el precio oficial de la reventa por asistir a uno de estos conciertos.

El escándalo de las entradas para el concierto de AC/DC en Bilbao

La explicación oficial es que el sistema informático “se colapsa” y las entradas no se pueden imprimir en los puntos de distribución que acceden a ellas a través de internet. La gente que hace cola debe pensar que las tiendas reciben un paquete de entradas ya impresas, a la antigua usanza pero la operativa es otra. La tienda accede por internet como cualquiera puede hacerlo desde su casa.

Y no solo eso; las entradas para el concierto que se celebrará en determinada localidad no se distribuyen solo a través de puntos de venta en esa determinada localidad. Salen a la vez en otras ciudades, Madrid, Barcelona, Bilbao, Alicante, Vigo… además de internet que no tiene emplazamiento físico. Hay quien no logra una entrada para ver el concierto en su ciudad y se hace con una entrada para el concierto de otra, para después intercambiarla por internet y poder asegurarse la asistencia al evento.

El problema es que esto viene sucediendo desde hace años y no parece que haya voluntad por poner solución alguna. ¿Por qué no?

….la clave es saber quien se queda con todas esas entradas…La clave para responder a esta pregunta está en saber a dónde van todas esas entradas que se suponen son vendidas en 5 minutos, antes de las 10:05, si es que realmente son vendidas. A cualquier avezado empresario del sector, le puede aumentar la salivación ante un negocio de 300€ por entrada frente a los 55€, las tentaciones de dedicarse a la reventa de bolis bic con entrada tiene que ser poderosa.

Las entradas no llegaron a los puntos de venta, lo que hace suponer fueron vendidas por la distribuidora online de tickets y por telefono. Los servidores estaban caidos por tanto vía internet, no debieron venderse muchas. Por telefono es imposible vender en 5 minutos 17.000 entradas porque el máximo que se podía adquirir por persona eran dos; 17.000 dividido entre dos es el equivalente a atender 8.500 llamadas.

En los mentideros de internet se comenta que los trabajadores de algunos puntos de venta tenían derecho a reservarse entradas, esto explicaría los rumores que apuntaban a que algunas de las entradas se habían vendido después de las 12:00. Al fin y al cabo, conseguir una entrada, aunque no se vaya a asistir, supone 250€ contantes y sonantes en una venta de bolis, todo el mundo querría un par, recordemos eran el máximo por persona, lo cual hacen 500€ para afrontar las navidades con mejores ánimos.

Otro punto a considerar es el oscuro papel de la diputación en el caso de Bilbao, que subvencionaba con 80.000€ el evento. De nuevo movimientos extraños de fondos públicos, subvenciones dirigidas a promotoras privadas de conciertos que manejan negocios de millones, entradas que no llegan al público, reventas de 300€… y todo ello en medio de una de las peores crísis en los últimos 100 años ¿80.000€ para subvencionar un concierto?

Para que nos hagamos una idea del percal, la diputación propuso que se vendieran entre 4.000 y 5.000 entradas en las taquillas de BEC. Esto evita la reventa y permite que las entradas lleguen al público. Sin embargo los promotores del concierto desestimaron la idea argumentando que ya tenían sus propios puntos de venta y la diputación consintió soltando los 80.000.

Después, cuando el escándalo le estalló en las narices, la citada diputación procedió a retirar la anómala subvención y a lavarse las manos con una disculpa.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *